Bosques y reflexiones. A Amparo.

Paseo por un bosque silencioso

al ritmo que me marca, intrascendente,

mi propio pensamiento decadente;

penetro en mi aforismo sentencioso.


Me pierdo, en cada copa, en el gozoso

arrullo de las hojas que a mi mente

irradian de sustancia inteligente,

dictando mi abandono indecoroso.


La selva que proyecta su amargura,

en lucha que perdida se supone,

verdea como flor en sepultura.


Amparo en una fuerza que razone

e imponga, a la ignorancia, la cultura;

salvados sin que el mal nos aprisione.

Comentarios

amparo ha dicho que…
¡Menudo regalo de Reyes! ¡Gracias, un montón!!!!!
Lo guardo por aquí, con tu permiso, porque pocas veces (ahora que lo pienso, me parece que ninguna)me han dedicado una exclusiva como ésta.
Que tengas suerte con tus regalos.
Abrazos
ybris ha dicho que…
Que no nos aprisione el mal nunca. Ni siquiera el que llevamos dentro.
Ese será nuestro mejor regalo de reyes.
Abrazos
Enrique Sabaté ha dicho que…
Gracias a ti Amparo, puedes guardarlo y me alegra que te haya emocionado.

La suerte siempre me sonríe aunque a veces yo no sepa verlo.

Ybris: esperemos eso que nunca nos alcance el mal.


Salud

Entradas populares de este blog

Reflejo en mi mismo

Por la memoria.

Selección