La magia de la ciencia. A Ybris mi casi único lector.

La magia de la ciencia y sus arcanos.

El límite del bien y lo entrevisto.

El cielo prometido ¿dónde existo?:

En los mundos análogos y humanos.


¿En la rueda miliar en los cercanos

y falsos universos que conquisto

o en el humo fatal de un Montecristo

y en la duda venial de mis hermanos?


¡Qué me importa si al cabo sigo vivo

escribiendo mentiras y dislates!

En el mutuo registro que percibo

al decir de mis tontos disparates;

rigurosa verdad que así concibo:

piedra filosofal de mil quilates.

Comentarios

amparo ha dicho que…
Igual este comentario llega dos veces. ´Decía que yo también te leo,¿eh?, aunque a veces no comente y otras, como ésta, dé a alguna casilla equivocada. Lo ponéis muy difícil con tanta verificación.
Y me gustaron las Décimas, aunque no saliera mi comentario.
ybris ha dicho que…
Seguro que hay muchos más que te leen, pero en este pequeño mundo de los blogs, como en tantos otros, resulta difícil mantener la constancia en las cosas que nos proponemos. Conmigo puedes contar, sobre todo ahora que eres contumaz e incorregible porque has dado con alguien tan contumaz e incorregible como tú. Siempre me he definido como una apisonadora a la que nunca ha faltado un camino que apisonar, a veces teniendo que hacerlo con los pies o con lo que hiciera falta.
Leer a algunos me hace descubrir muchas cosas de mi mismo y también me abre a mundos ocultos.
Y mucho mejor si esos mundos no son los mundos misteriosos que unos pocos se apropian para imponerlos sin explicaciones. Quizás pueda uno a veces pensar que escribe disparates, pero lo cierto es que existe un mutuo registro que vale más que una piedra filosofal de mil quilates.
La ciencia -no el saber sólo sino el ansia de saber- es mágica. Pero su magia estriba justamente en que, a pesar de todos los pesares, es comprensible por muy difícil que parezca.

Un fuerte abrazo contumaz.
Enrique Sabaté ha dicho que…
Amparo; ya está solucionado lo de la palabra de verificación. Sé que tú también me lees y algunas personas más. No quería en modo alguno ofenderos ni quejarme de los pocos lectores que pueda tener, yo tampoco me prodigo mucho en los escritos de los demás, con lo que tampoco puedo decir nada al respecto. Te agradezco tus lecturas y comentarios.

Ybris: el soneto que te he dedicado no lo es tanto por lo que has leido en este blog sino por lo que yo leí en el tuyo con respecto a la magia y la razón, era la contestación a tu texto, pero al tener que dejarlo lo que iba a ser un comentario terminó siendo un soneto. No sé porqué aunque no sean muy buenos el caso es que no tardo mucho en escribirlos y como me gusta la mátrica y la cadencia de estos versos pues allá que van.

Salud.
Anónimo ha dicho que…
Yo tambien te leo, algo retrasado pero asi leo 2 o 3 de golpe. Te quiero.
Eloìsa ha dicho que…
Kike y què màs da quien te(nos) lea o no? Entre magia y ciencia, me quedo con la fusiòn.
Un abrazo

Entradas populares de este blog

Reflejo en mi mismo

Selección

Por la memoria.