Perniciosos pensamientos. A María Manuela.

Acudan y contemplen sus mercedes:

un mundo de color y mariposas,

el vuelo de las águilas fogosas

sin nidos a resguardo en las paredes.


Concurran mas no caigan en las redes

que engañan en las caras mas hermosas,

ni aguarden las patrañas sigilosas,

ni dejen que les digan: "esto puedes".


Albricias compañeros de fatigas

pensemos en vivir los compromisos,

empeño en conducirnos como aurigas

con suerte, destinados cual narcisos

de plástico en corrientes enemigas

y cálices libados por Dionisos.

Comentarios

ybris ha dicho que…
No veo por qué habrían de ser perniciosos estos pensamientos que le dedicas a M.M.
Contemplo la altura de las águilas el mundo de color. Me imagino que el caer en ciertas redes quizás no sea un peligro sino una fortuna.
Así que nos quedaremos en ese empeño en vivir compromisos y en las ganas de no renunciar nunca a brindar por Baco.

Un abrazo
Enrique Sabaté ha dicho que…
Amigo, pensar siempre es pernicioso. Caer en las redes del amor y de los sentimientos no sólo es un peligro afortunado sino que también es saludable aun cuando duela. Y libar o brindar siempre es productivo.

Evoé.
María Manuela ha dicho que…
Querido Kike, gracias por dedicarme este soneto. Me encanta lo del color y las mariposas.

Que Dionisio siempre nos acompañe en los brindis por amores, pero como bien dices, que no sean de los que te duelan, yo te acompaño en todos ellos. ¡¡¡Porque ya nunca sean tristezas!!!

Un beso.

Entradas populares de este blog

Reflejo en mi mismo

Por la memoria.

Selección