Nana.





Sueños que son porcelana
candilillos encendidos,
mis paraísos perdidos,
corazones de manzana.

Nanas que en oscuros chopos,
el viento canta en el río,
conmigo no tendrás frío
aun en la nieve y sus copos.

Sueños en la buhardilla,
trebejos en el desván,
sombrerillos de azafrán,
hierbaluisa y manzanilla.


Nanas que en oscuros chopos,
el viento canta en el río,
conmigo no tendrás frío
aun en la nieve y sus copos.

Sueños en la Luna Nueva,
zureos palomariegos,
palmeras de luz los fuegos
danzarines en la cueva.

Nanas que en oscuros chopos,
el viento canta en el río,
conmigo no tendrás frío
aun en la nieve y sus copos.

Tus sueños, los míos son,
son nuestros, también de aquellos,
siendo vuestros y de ellos,
todo es imaginación.

Comentarios

amparo ha dicho que…
Muy delicadas las nanas. Y musicales.
Un abrazo
ybris ha dicho que…
Nanas necesitaría yo y no esta mierda de somníferos que tomo.
A ver si grabas una y me la pongo para acostarme.

Abrazos.
SirenaVarada ha dicho que…
Hola:
Rodando por aquí me he encontrado con esta poesía tuya, que en su naturalidad y delicadeza me evocó a Machado.
Muy bella, de verdad.
Espero seguir leyendo muchas más
Un saludo
Enrique Sabaté ha dicho que…
No os contesté, gracias.

Entradas populares de este blog

Reflejo en mi mismo

Selección

Por la memoria.