Entradas

Mostrando entradas de julio, 2008

Décimas en paradero desconocido.

Aprendiz de navegante

sin ser marino o grumete,

ni espadachín matasiete,

abogado litigante,

charlatán sin par, feriante,

bribón de las siete suelas,

monaguillo apagavelas,

saltimbanqui trotamundos,

trasgo en dos mili segundos

contador de bagatelas.


Descifrador de misterios

en los vagones del metro,

viajero del vade retro,

archivo de ministerios

y expedientes jocoserios .

Submúltiplo de almanaque,

figurín, don Triquitraque,

guardián del vasto tesoro,

gato Félix, Isidoro,

tendero del badulaque.


Inventor de trabalenguas,

deslenguado intempestivo,

moroso del gran recibo,

traductor de de otras mil lenguas,

achicas pasos y menguas

sin traspasos ni alquileres,

modelo de bachilleres

licenciados en discordias,

ratón de misericordias,

neurótico sin deberes.

Más décimas.

Soy entre sombras chinescasun títere en la pantallaenvuelto en una toallabordada en letras burlescas.Mis visiones son dantescasen ascensión purgatoria.Cribo del metal la escoriacon un cedazo de linosiendo un taimado ladinoa ratos canto victoria.
Afiliado al disparateen la fragua de Vulcanobebo tinto de verano,café, té con lima y mate,a veces soy calafateembadurnando de breael mar de mi cefalea.Soy un caballo trotón,el coco, el bú y el cancón,un loro que parlotea.
Soy fuga que sin controlesparce sus humaradasen estrofas animadassostenidas y en bemol.Soy una avispa que al solespera aguijón en alto,pizarra, roca y basalto.Velero que se abarloa,castillo de popa y proa,trovador del sobresalto.

Décimas porque sí.

Soliviantaré el lenguaje
una vez más, porque debo,
sin un argumento nuevo,
pero al asalto y salvaje,
para hacer un reciclaje
de las palas del rotor
y alimentar un motor
de humanidad y energía
renovable en sintonía
con la amistad y el amor.

Mueve el mundo sus fantasmas
por senderos sicalípticos
jinetes apocalípticos
que en negro fuego y miasmas
y en neurológicas asmas
reeducan el pensamiento.
Mas todo queda en intento
y un poso de libertad
aun siendo corta heredad
da vida larga y contento.

Acorto el paso pues voy
en alocada carrera
en pos de incierta quimera
dejando de pensar hoy
lo que he sido y lo que soy:
un juglar que va cantando
por el camino, observando
el paisaje y su belleza,
la sabia naturaleza
y el mundo en que vivo y ando.

Para todo aquel que pasa
por estas letras menudas
le dejo aquí unos saludas
y la dirección de casa.
Vino dulce y una masa
de abrazos y camafeos
para las guapas y feos
y las manos solidarias;
de afecto pociones varias
y mis mejores deseos