Un instante

Palustre, arroz y argamasa,

laminillas redentoras

así se pasan las horas,

-limitadas, tan escasas-,

para levantar la casa,

el huerto y el limonero

diciendo muchos te quiero

mientras pasa el calendario

que  tenaz, deja a diario

unos cuantos no te quiero.

Comentarios

Laura Caro ha dicho que…
Qué pronto se te pasa la resaca de la fiesta. Eres un trabajador nato.

Entre te quieros y no te quieros
se nos pasa la vida, tierra y mar.

Un placer conocerte, Kike.

GRACIAS por todo.
carmen jiménez ha dicho que…
Quédemonos con los "te quiero". Aunque duren un instante, son los que realmente son capaces de levantar el huerto, de hacer crecer el limonero, de hacer que el calendario tenaz pueda seguir pasando hojas...Y sin embargo...
Ha sido genial poder escucharte en vivo y en directo.
Un beso.
Caminante ha dicho que…
De los No te quiero no tomo conciencia.
Quizá sea porque el amor trabaja en las dos direcciones y no hay amor sin correspondencia.
Otro fuerte abrazo. Ya sabes donde estoy, para charlar, tomar un café, cerveza...
PAQUITA
ybris ha dicho que…
Se pasaron rápidas esas horas del sábado.
Un placer abrazarte de nuevo y escuchar tu poderosa voz en medio de tanta agitación.

Otro abrazo agradecido.
Juanjo Almeda ha dicho que…
Un gusto conocerte; cuída esa voz que tienes, gracias por todo.
Un abrazo
Aún huelo tus rosquillas caseras, aunque no lo creas...y desde hace lejos...
Si nos ha acercado este III Encuentro, bendito sea.
Un beso, y gracias, kike, el placer fue mío.
Amaya ha dicho que…
Como se come la poesia el tedio y la rutina..y como de la rutina y el tedio se hace buena poesía!

Un fuerte abrazo
Amparo ha dicho que…
Muy conseguido el ritmo y la idea. Razón tienes.
un saludo ya otoñal

Entradas populares de este blog

Reflejo en mi mismo

Selección

Por la memoria.