Un soneto absurdo y ajustado.

Anómalos y chuscos carruseles,


ceñidos en pamplinas rigurosas,

licuados en tinajas lujuriosas,

enclaustran el recurso en sus papeles.



Ajustes de injerencia y aranceles,

simplones con las uñas caprichosas,

arañan el sentido de las cosas

que invierten en ocasos y peleles.



Se pierde en un crepúsculo nervioso

de muros que contienen aflicciones:

El vano resurgir del griterío.



Estruendo de un pedante escalofrío,

absurdo, que se escuda en convicciones

de un número agresivo y silencioso.

Comentarios

Miquel ha dicho que…
un soneto magrittiano, si.
Flamingo ha dicho que…
¿Sabes lo que he hecho querido amigo?, esta vez he probado a leer tu obra con la mente absolutamente receptiva pero despojada de cualquier tentación subjetiva, en definitiva he disfrutado de la alquimia de tu obra (y de su estructura casi mágica) de una forma absolutamente virgen y ha sido un placer reservado únicamente a sibaritas.

Eres un enorme poeta, enrique.
Marisa ha dicho que…
Pués yo no lo veo nada absurdo
más bien ajustado a este
tiempo cotidiano.

Un abrazo
Lucas Fulgi ha dicho que…
Me encantan los sonetos. Tan cerrados en su forma, y eso te abre todo un mundo de posibilidades y lecturas.
Enrique Sabaté ha dicho que…
Cuantas cosas pueden decirse en un soneto y cuantas distintas pueden interpretarse, me gusta esta forma métrica que llevaba tiempo sin ejercitar. A veces pienso que están poco comprometidos, luego siento que no es así. Que aunque no digan mucho y ni siquiera resulten coherentes, busco la musicalidad que se encuentra en el soneto, y puede que haya quien piense que un soneto es algo abuurrido y falto de expresión al estar contenido en unos límites y un ritmo preciso, con las múltiples variaciones que se puedan derivar respetando ese concepto musical y matemático que discurre por un soneto.

Sé que no son buenos, sí aceptables, algo les falta. Ese sazonado que echo en falta en el siguiente soneto.

Gracias, Miquel, Flamingo, Marisa y Lucas Fulgi.

Entradas populares de este blog

Selección

Por la memoria.

Camión Barreiros. A mi amigo Sito Rampin. Sé que es aficionado a estas cosas del motor.