Un abril

Abril se aderezaba para Mayo


lloviznando contento y chaparrones

expresivos, jocosos y bufones,

comediantes presuntos bajo el sayo.



En el rostro la lluvia como un rayo,

instantáneo y fugaz, como supones

que te sé perspicaz si te compones,

me invitaba al amor hasta el desmayo.



El aplauso sonaba en los asientos

y la obra adquiría vespertina

cercanos y cordiales sentimientos.



Descubrían tus labios, Colombina,

el deleite de azares y esperpentos,

bohemios, zambullidos en harina.

Comentarios

Miquel ha dicho que…
Cago la leche ¡¡¡¡ rimas bien condenado ¡¡¡ Salut
almena ha dicho que…
abril y mayo metidos en harina
¡bien!

:)

un abrazo, Kike

Entradas populares de este blog

Selección

Reflejo en mi mismo

Por la memoria.