La llave del mundo. A ellos y a vosotros.

No sé quién del Mundo posee la llave


¿qué categorías abren sus entrañas?

fraguadas de arrope o cultipicañas

¿Hay quién me lo diga si alguno lo sabe?



Débiles sonidos que atajan montañas,

giran en su danza candomblé y zorongo

en los subterfugios de un verso candongo,

vuelan melodías de pipiritaña.



Cuando en el tejado roncea el morrongo

con gran advertencia su sentido afina

por ver que se cuece en cada cocina;

si fue por amores recibió porongo.



Escapó a la escoba, cayó en la sentina.

No dicen que el gato llevara ganzúa

pero vino al cepo y pagó la púa

por andar de enigmas sin la gabardina.



Mayando a destiempo y alargar la lúa

en el esperpento de andarse a la gresca

con sus ademanes a la principesca

de pérfido brujo que acecha en la rúa.



Sólo es una imagen de sombra chinesca,

en cierto sentido un batiburrillo

de cosas que pasan en este rastrillo

que es cartón y pluma, flor de herrumbre y yesca.



En anonimato de yunque y martillo

una desinencia discute estridente

sobre un silogismo con un residente

en el cielo raso gris de un conventillo.



Sosias de Adamanto, bardo vehemente,

cantor de violencias y barbaridades,

muñeco en la feria de las liviandades

dónde sólo el sabio se muestra indecente.



No se halla en suspenso tras las novedades

este comerciante de los trapos viejos

cuando mira cerca viniendo de lejos

en plenas rebajas de saldo en mitades.



Se aplica en la calva mechas y reflejos

nuestro don Giovanni de moderna vía,

calavera torpe de la simonía,

en el trampantojo de sus mil pellejos.



Vuelvo a los principios, la pregunta hacía

sobre realidades agudas y llanas

como tantas noches y tantas mañanas

y este espacio en blanco solo acontecía

Comentarios

Miquel ha dicho que…
Ostras...el trampantojo....cuánto hacía que no escuchaba esta palabra ¡¡¡¡ en H del Arte...en primero o en segundo ¡¡¡ salut.
Enrique Sabaté ha dicho que…
No podía faltar en este poema perplejo. El trampantojo y la
sombra.
Amparo ha dicho que…
Un rodeo inmenso, lleno de palabras increíbles. La respuesta es: que hay tantas puertas y tantas llaves que es imposible entrar o salir.
Enrique Sabaté ha dicho que…
Dar vueltas que es lo que me gusta a mí.

Entradas populares de este blog

Selección

Reflejo en mi mismo

Por la memoria.