Una tela de araña

Ya no queda nada, de veras, no queda;

yo quise arreglarlo, pero no he sabido,

pude ser más listo y más tonto he sido;

olvidé que sola se mueve una rueda.


Que la bola gire, que es falsa moneda,

que en mí lo derecho se torna torcido,

que piso cuchillas, que me he convencido,

que sólo en pavanas mi mente se enreda.



Yo sigo tejiendo mi tela de araña

tendida entre grietas de un muro vetusto;

de un solar, reducto, de vital maraña.



Si soy juez y parte no puedo ser justo;

del Sol a la Luna mi ilusión me engaña;

en mi mundo, aparte, vivo yo con gusto.

Comentarios

Miquel ha dicho que…
Si soy juez y parte no puedo ser justo;

Me quedo con esto. Muy bueno. salut
almena ha dicho que…
Laborar y tejer, que esta tela de araña nos atrapa a todos.
Feliz Pascua, Kike
un abrazo
Amparo ha dicho que…
Me alegro.
La araña es para mí un símbolo del devenir del mundo, hacer y deshacer, cazar y ocultarse. Tejer una tela poderosa que no pueda abatir ninguna tormenta.
Sigue tejiendo.

Entradas populares de este blog

Reflejo en mi mismo

Selección

Por la memoria.