Los cuatro soles de la Axarquía. A Rocío, Aurora, Rosa y Luisa.

En la tarde pulcra hallé la hermosura
de las cuatro rosas ¡Luz de la Axarquía!
Díjeles:  auroras,  por vos penaría
alegre  el rocío de mi travesura,
Luna y yerbaluisa,  mal de amor sin cura.
Para bien serviros este caballero,
trovador sin cuento y harto lisonjero,
dejara sus predios viejos en Castilla
por gozar, señoras,  cielos de vainilla,
mares de biznaga, tomillo y romero.

Quedeme  prendado de los cuatro soles,
cautivo en los ojos de tanta belleza
gentil  y creada por Naturaleza
entre los carrizos y los girasoles,
rehén de sus rizos y sus tornasoles.
Hurís de la sierra, de la mar serranas
quién feliz hubiera las cuatro mañanas
por ir a los cerros y en atarazanas
armase  galante graciosos veleros
a contracorriente,  vientos zalameros
que en graciosos versos conquisten sultanas.

Radiantes y francas y tan retrecheras
que En olas de espuma cascabelearan,
como en realidades tormentas aclaran
aun cuando el deseo vuela y es de veras,
imagina y surca perfectas quimeras
verás que no es fácil sentir lo increíble,
tejido en lo ingenuo de un   gozo imposible,
si quien siembra amores hace felonía
lleva su castigo y  se eclipsaría,
títere de lunas,  en   llanto invisible.



Comentarios

Entradas populares de este blog

Selección

Por la memoria.

Camión Barreiros. A mi amigo Sito Rampin. Sé que es aficionado a estas cosas del motor.