13, Rue del Percebe. A Ibañez, Bernet y Osete.

Aquí siempre pierde el gato
de Olegario Sinforoso,
y Aniceto Saleroso
da por perdido el zapato.
Aquí, el olor a boniato
se mastica con gazuza,
no se vió jamás gamuza
pasar por el pasamanos,
habitan unos fulanos
del tiempo del moro Muza.

Mora el ático un artista
de estilo, que a pincel fino
vive del aire divino
de la musa y quien le asista.
Un redomado sablista
fiado y mal pagador,
simpático estafador
que no abre ni de broma
ni dice dos veces toma,
ni una, ¡Todo un señor!

También es vecino un caco
de poca monta y sin seso,
casado con un mal hueso,
concuñado de un tal Paco
de bigotillo y retaco.
A los infantes terribles
relapsos e incorregibles
que pared con pared son
el mayo sin la oración,
dejaré por imposibles.

El segundo es todo un lío
y un trajín de ir y venir
un sastre loco, un faquir,
el hombre tres que del frío
llegó con Tulo, tu tío.
La Yaya de los mininos
y el censor de los destinos
todo lo traman a oscuras.
¡Qué miedo! Viejas y curas
con instintos asesinos.

Parada en el primer piso
-el ascensor no funciona-
escuche usted esa mona,
¡Qué muerde ya se lo aviso!
¡Si fuera así Dios lo quiso!
Ando buscando pensión
¿No es mucha su pretensión?
Le abrimos al punto un hueco
donde da la vuelta el eco
le ponemos un colchón.

La tienda de Don Senén
la regentan unos chinos
ya no son ultramarinos
lo llaman un todo a cien.
Por lo demás todo bien
se jubiló la portera
y esto no es lo que era,
la casa se resquebraja,
vea que es grande la raja,
y hay quien mudarse quisiera.

Así las cosas están
amigo en el vecindario
que en la terraza a diario
una fiesterilla dan.
Lo dicho que no es mal plan
que escampe, que mientras llueve
hay agua que el vino bebe,
yo la dejaré correr
y viviré de alquiler
en Trece, Rue del Percebe.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Reflejo en mi mismo

Por la memoria.

Selección