No hagas caso a mi torpeza
aúllido de lobo viejo
con escurrido pellejo
y sólo tú en la cabeza.
No te extrañe Sotileza
si un caballito de mar
quiere sacarte a bailar
y enseñarte cabriolas
en la espuma de las olas
nada más para empezar.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Selección

Por la memoria.

Camión Barreiros. A mi amigo Sito Rampin. Sé que es aficionado a estas cosas del motor.