lunes, 27 de febrero de 2012

La raíz de las palabras se me antojan ascendentes
de un futuro disipado en las causas trascendentes
que no dejarán de ser tan comunes y corrientes
como aquello que es preciso humano y fundamental.

El espacio y el deseo de beber agua en las fuentes
que hagan revivir las bocas y la ilusión en las gentes
que a pesar de los pesares son los ríos y afluentes
de un paso que es el camino vivido y elemental.

Hoy el mundo que nos toca no es ni fue de los decentes
siempre es todo a posterior y no se abonan simientes
salvo de manipulados en manos de los pudientes
y aunque parezca mentira esto que digo es real.

En oscuridad expreso oropeles relucientes
que se cargan enredados en cómicos insurgentes
puedo estar equivocado si soy entre diferentes
tipo raro y hallo bueno algo donde anida el mal.

Como todos soy me asustan aquellos inconvenientes
que en los casos se presentan y siendo tan recurrentes
y con poca solución que aunque los tengo presentes
hago como quien olvida que es absoluto el final.

Sobre un ritmo antiguo baso mis actuales e ingentes
patidifusas razones y mis versos imprudentes
que no quieren contar nada y que tampoco me cuentes
que no quiero darme cuenta que es el cuento siempre igual.

Persíganse en argumentos que justifiquen hirientes
las falsas caricaturas de quienes muestran sus dientes
justificando el bocado en sus gestos sonrientes
con sus parábolas huecas en órbita elipsoidal.

Puedo ser frío o calor mas no tibio si me mientes
y no ha de callar mi boca por más tretas que te inventes
sabes que todo se sabe y se muestran impacientes
aquellos que en nada ignoran que toda duda es fatal.

jueves, 9 de febrero de 2012

miércoles, 8 de febrero de 2012

Gris azul tu anatomía
con las pestañas de acero
desgarras mi triste cuero
en aspas de geografía
y más cruel todavía
encadenas al olvido
el óxido enrojecido
las manos y las fatigas
a tan insolentes vigas
sin objeto ni sentido.

Principio de diligencia
en la rueda que tritura
nuestra cómoda postura
por la falta de inocencia
mi manifiesta prudencia
a la hora de elegir
no me deja discernir
en cada caso el correcto
y no es del todo imperfecto
mi modo de discurrir.










viernes, 3 de febrero de 2012

Cerrado en piedra caliza

Escribo un soneto a pluma y cincel
sin tener en cuenta las reglas del arte
que llegar no quiero a ninguna parte
que visto mis versos de ajado arambel.

Auqnue nunca olvido que pago arancel
o por más que quiera no soy punto aparte
aunque si ya sabes para que contarte
tú que te fabricas tu propia hidromiel.

Sé que estás pensando que ya me escabullo
que nunca me implico tal como debiera
sin guardar distancias ni ser tan capullo.

No andas tan errada como yo quisiera
solo es que este muro donde me recluyo
no tiene ventanas, puerta ni escalera.