El muro cultural del romancista feroz.



La  cultura cañi estrafalaria
que es de moño acostado y peineta
de alcayata y  floja de bragueta
criticona, vulgar y ordinaria,
gritadora por innecesaria.
La cultura del tiralevitas
con el culo cosido a tiritas
en las cotas tontas  de pantalla
de quien habla más de lo que calla,
si le pasas de largo lo evitas.

La cultura del pícaro escaso
al que elevan los medios y medias,
los de circo sin pan me remedias,
ya sabéis lo profundo del vaso.
La cultura del no te hago caso
si es que vienes pidiendo derechos
eso es cosa de progres estrechos
que te acusan menean  y escrachan,
quienes  siguen en pie y no se agachan
ni se pringan en sucios cohechos.

La cultura de telenovela
y  de serie de zombis pelones
de garrulos llenos de ambiciones
y el bufón del capullo la vela.
Elegancia de borra y franela
para tardes y noches de embrollo
de gualtrapa y alitas de pollo
al limón y al olor de fritanga.
a se vende el país ¡una ganga!
con tan poca cabeza es un chollo.



Comentarios

Marisa ha dicho que…
¡Bravo Quique !
Has romanceado maravillosamente
esa cultura estrafalaria.

Espero verte con los demás compañeros en el próximo Encuentro de Madrid

Un abrazo grande.

Entradas populares de este blog

Reflejo en mi mismo

Selección

Por la memoria.