sábado, 19 de octubre de 2013

Sonetillo.


Vengo de la patria humana,
esa raza indefinida
que anda en la tierra perdida
sin encontrar un nirvana.
De toda espiga que grana
en libertad sin medida,
de aquella que fue nacida
al amparo en la genciana.
De la simiente del cuero
que el látigo no derrota,
la dignidad del pueblero
que es de todos compatriota.
En cualquier lugar, frontero,

de piedra por cabezota.

domingo, 6 de octubre de 2013

la vista en el lienzo.

Lo más del momento o lo que aparenta
esto que nos hace pensar lo que somos
a veces viñetas y otras veces cromos
de un escaparate sin que salga a cuenta.
Figuras abstractas en tamaños tomos
que se difuminan entre las paredes
como el humo amargo que escapa de redes
y cierra las puertas y asegura pomos.
Para que contarles si saben ustedes
lo que entre cortinas y lienzos se agita
el arte en fragmentos las vidas imita:
"cosas mi buen Sancho por ciertas veredes"
La visión canalla por ñoña se cita
en las realidades que del ojos escapan
mientras que vacíos de vahos se empapan
y el ceremonioso a sí mismo evita.
Diré en mi descargo que obras me atrapan
en idilio vano con abstractas huellas
y me identifico sin pensar que en ellas

las indiferencias ni están ni se tapan.

Dalí.


Tensada la cuerda para un huevo frito
y el espacio abierto sin más que atropellos
de amarillas calvas en rubios cabellos
por nada que pongo por nada que quito.
En un paraíso de apretados cuellos
para los que inician de experimentales
del fuego a la sopa de sus lagrimales
y algunos bolsillos que comen de ellos.
En la geometría de rojos mentales
donde quedan huecos de memorias trinas
y aquellas locuras que siendo divinas

eximen al genio de causas mortales.