De porqué no sé inglés.

Cantaba ya ve usted en esperanto
la última expresión de la utopía
queriéndome incluir en su atonía
por ver si me enseñaba mientras tanto.

Y yo que siempre puse cierto encanto
no he sido aquel alumno que quería
que siempre he sido un zote y no aprendía
por eso en vez de yo que hable mi canto.

Así que las palabras que ahora dejo
no son si no unos brindis al lenguaje
que no supe aprender y a mí me quejo.

Me asombra como al luso en su viaje
que aprendan los infantes y yo viejo
mostrenco me ha quedado grande el traje.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Selección

Por la memoria.

Camión Barreiros. A mi amigo Sito Rampin. Sé que es aficionado a estas cosas del motor.