domingo, 30 de marzo de 2014

Trovada para Montiel.

Escudero de una idea
que ni se compra ni vende
de una magia que comprende
la realidad que nos crea.
Caballero quien te entiende
sabe de tus artimañas
y de visiones extrañas
que te procura algún duende.
Dime cuáles tus campañas
te acercan a la otra orilla
miliciano en la cuadrilla
guerrera de las Españas.
La misma que se acuchilla
en la noche y por la espalda
la que en la hoguera se escalda
en las culpas de Castilla.
Tu sangre roja esmeralda
corriendo por las laderas
derramada por las fieras
que nacieron de tu halda.
Disparas por las troneras
los dardos envenenados
que cosechas en sembrados
por las manos extranjeras.
Los hermanos enfrentados
en la piedra y la ambición
vencedora en la traición
de pilatos bien pagados.
La muerte juega a los dados
de una guerra sin cuartel
al galope en un corcel
cuatralbo de pies forzados
en la villa fuerte y fiel,
en este campo frontero,
a quien llaman Justiciero
y sus rivales cruel.
En estrellas heredero
de razias y correrías
en luchas de banderías
con la batalla por fuero,
atruenen las chirimías
y tambores el acaso
repiquen marcando el paso
para sus lágrimas frías.
Vengan las noches y días
para los cuerpos mortales
abejas en sus panales
en mieles y cortesías.
Traiga el hielo sus cristales
y cace a la liebre el galgo
y el amor nos deje algo
que en razón nos haga iguales.
Caminos para el hidalgo
manchego de la locura
digno de mayor ventura
que da el almojarifalgo.
Compañero de aventura
del bando menesteroso
el más grande y poderoso
y el coraje por figura.
Caballero el más famoso
de damas mejor servido
a quien más amor ha herido
que a aquel Orlando furioso,
derrotado y no vencido
en tu eterno galopar
llegaste a desmoronar
las murallas del olvido.
El pueblo vuelve a cantar,
Sancho y Quijote, en hazañas
ora lanzas, ora cañas
dispuestas para luchar.

Kike Sabaté.

27/03/1014.

martes, 25 de marzo de 2014

El cuatro de copas por toda baza.

Dirá qué pa que me meto
en aventuras sin tasa
que mejor está uno en casa
cómodo abrigado y quieto
enharinado en tu masa
y en la calma del sillón
y no en cualquier dirección
a la que saltando pasa.
De aquí para allá bufón
y juglar por todo oficio
dime tú que beneficio
reporta esa profesión.
Tienes edad de patricio
pero sigues trashumante
te parecerá elegante
pero sé que es puro vicio.
Mira que andar de feriante
cuando estás para otros trotes
atúsate los bigotes
y deja de ser tratante
Pienso yo que han de ser brotes
de locura que te dan
aplícate algún refrán
y deja de ser Juan Zotes.
Anda ya so ganapán
buscate algo descansado
que te tenga maniatado
a una pata del diván.
Aquí hoy luego a otro lado,
villano de celemín
con cabeza de serrín
queda de una vez parado
ponle a la locura fin
guísate y come tus sopas
aun si en harapos tus ropas
se trasforman traspuntín
¿no ves que solo te topas
cada día una pared
y encuentras para hambre y sed
tan solo el cuatro de copas?

martes, 18 de marzo de 2014

A Cuba.

Mi abuelo que fue soldao 
de rayadillo por pobre
no ganó en su vida un cobre
que no fuera bien sudado.
Ya en España licenciao
después de un triste reencuentro,
Cuba, de su pecho fuiste centro
y te amó siempre a conciencia.
Razón por la que en mi herencia
tengo un guajiro por dentro.

Vivió y murió jornalero
de sol a sol por el pan
en sus callos el afán
de hacer fértil el terrero.
Cuando en la huerta el sestero
caía a plomo y el río
bajaba seco, un vacío
de silencio lo embargaba
vi en sus ojos que soñaba
"con la imagen de un bohío."

Dónde fueron a parar
sus sueños de juventud
si sufrió una esclavitud
de quien le quiso explotar.
¿Por quién o qué fue a luchar?
Si el esclavo era su hermano
y su enemigo el tirano
que lo subyuga y lo afrenta
e igual arrasa una venta
que cualquier casa de guano.

No voy a contar sus penas
ni trabajos o fatigas
tan sólo que como hormigas
laboraron y en sus venas
y arterias de sangre llenas
igual color de rubí

de glóbulos carmesí
corrió cuando estaban vivos.
también los prendió cautivos
el vuelo de un colibrí.

Aire con buenas corrientes
para el águila y barrancos
en riscos de muros blancos
y universos transparentes

en térmicas ascendentes
para su vuelo  viajero,
trigales para el jilguero
y para ti la utopía
de no esperar cada día
atrapado en el alero.