El paisaje de mi barrio.

El paisaje de mi barrio. 

Mi barrio es un paisaje de hierros oxidados,
de muros inútiles ante lo adverso,
mi barrio es un remiendo de lodo
de insignes traficantes de la felicidad
que venden en papelinas
moribundos en chandal.
Mi barrio es una iglesia vacía
los fieles mendigan en otros barrios
más ricos, más indecentes,
no rezan, no hay plegarias si hay hambre y sin disfraz.
Mi barrio es mudo charlatán*
que habla por los codos y ya no razona
solo muere y mata y espera que al morir
sus deudos y deudores
levanten sus despojos en urbanidades
y nuevas carreteras y autopistas,
luminosas sombras*
y muchos muertos menos.
Mi barrio es un instinto
de propietarios deshauciados
y cuerdos histéricos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Selección

Reflejo en mi mismo

Por la memoria.