viernes, 28 de mayo de 2010

Iluminación eventual

Pudo parecerme a mí


lo que sólo fue un supuesto:

desvarío manifiesto

que quise ver y no vi ;

será que no estuve allí

donde pensé que estaría.

Lo que cierto yo creía

no eran si no ensoñaciones,

trampas y alucinaciones,

farsa, truco y fantasía.



Se me figuró tal cual

palpable, firme y completo

como un velado secreto

que se descubre a un rival

El rollo con que al final

se determina la trama

la indisimulada llama,

punto en la vela de cera

en un pasado cualquiera,

sobre el dosel de la cama.



Me ofuscó la conjetura

en la visión hipotética

la servidumbre exegética

que abarca la asignatura

nepotismo y sinecura.

Infiel la mente cotiza

y embaucada se desliza,

por el ordinario asunto

de un pensamiento presunto,

en decencia arrojadiza.



Siempre es intangible un sueño

en su irrealidad transversa,

tensión que dicta y conversa,

-partícipe y atroz condueño

en círculos de diseño-

por un vago y transitorio,

recorrido admonitorio,

desampara  y traba el ceño.

lunes, 24 de mayo de 2010

Cultivos inestables.

La búsqueda, continua, de una nota


quimérica en mi azud de melodías

me aleja de las tristes banderías

que explican el triunfo y la derrota.



Esquiva, como alma de “garota”,

recobra su deseo en los tranvías,

en tintos con sifón y anatomías

verídicas de sal y chirigota.



El duende de la salsa y los palillos,

la bruja vertical de la quebrada,

en línea con mis torpes geniecillos.



Cultivan inestables en la nada,

manojos de afilados farolillos,

veladas de función desafinada.

jueves, 20 de mayo de 2010

Situaciones periféricas

Botones de hielo abrochan mis trajes,


unidos con hilo de la inconveniencia,

van del entusiasmo de la disidencia

al cómico estruendo en absurdos mensajes.



Es frágil la boca cuando se silencia:

rumia las estrofas, sin declinaciones,

como Gargantúa devora ciclones,

puños de metralla, y vomita ausencias.



Fluye ka palabra en todas direcciones,

inunda canales cosiendo estructuras,

lógicos apuntes de afines locuras.

Engrana proyectos y proposiciones.



Alivia la pena, y sus mordeduras,

cuando la inocencia juega a la ruleta

y escupe guijarros la negra silueta,

viciosa y mezquina, de las dictaduras.



Refugio en consigna, indócil cometa,

en los laberintos donde lo solemne

se escuda en pavanas, por salir indemne

de su idiosincrasia de hiel y escopeta.

domingo, 9 de mayo de 2010

Estrecho es el camino
profundo el sueño,
el fin y su contrario.

miércoles, 5 de mayo de 2010

Singladura indeterminada.

Coincido en los confines del vacío

con gente como yo, que no se afilia

a bandos contenidos, y se exilia

en un introvertido escalofrío.



Bogamos en excéntrico navío,

orates compulsivos en vigilia.

Un caos sideral nos reconcilia

e impulsa en un complejo desafío.



Conscientes de una grave intrascendencia,

en un cosmos cercano e infinito,

sumidos en un mar de independencia.



El rumbo y la derrota, del proscrito,

aproan el timón de la insurgencia

al puerto en el que arriba lo inaudito.

martes, 4 de mayo de 2010

Polvo somos

Apuestas por las causas impensables

igual que un marinero tierra adentro

asido al temporal y al desencuentro,

amigo de sujetos reciclables.



Opuesto a la orbital de respetables

trileros del honor que, en su epicentro,

se indignan pero salen a tu encuentro

en un juego a las causa más probables.



Prosigue el molinete de su rueda

banal, de los sujetos a demora,

sin otra devoción que su moneda.



Llegado es el momento a exacta hora

y no es sino serrín lo que al fin queda:

ceniza de melón que no enamora.