Entradas

Mostrando entradas de junio, 2010

Dramaturgo decimal, a mi amigo Sergio Barreiro.

Balsero del escenario.


Doctor en totilimundis.

Rapsoda de mapamundis.

Son montuno -que en Brumario-

interroga solidario

con el calor de las venas,

en tres actos sin escenas,

por el injusto y portátil

ayuno de caña y dátil

en el hombre; y no de penas.



“Cigüeñuelo” persistente

por los claustros de Alcalá.

Papalote que se va

en una nube ascendente

sobre un rizo que insurgente

de formalidad escapa.

Más prefiere arroz y papa

con rizoma de camelia

-sabroso de psicodelia-

que venera de gualdrapa.



Tragicómico voraz

de textos de Fo y Esquilo

viste al Henares de Nilo

-Jeroglífico y rapaz-.

Busca en sus versos la paz

-"Sensu estricto"- cual Cyrano

de Guanahatebey - ¡Mi hermano!-

Avista el mar, y flotillas

veleras en las Antillas,

en sí mismo este cubano.

Cánon tributario

Puedes ser original

en un chasquido ingenioso;

el enredo caprichoso

por un modismo casual

o una locución vital

en libertad pretendida,

la tarea contenida

en trabalenguados verbos

de un coro, escuela de cuervos,

que te da la bienvenida.



El impávido esperpento

interrumpe sin prejuicio

la mecánica en su oficio

de paralelo sustento,

inocuo pero irredento,

falaz para el enunciado

en un concepto usurpado

al giro de una saeta

que en una hora completa

se desenvuelve al dictado.





El prefijo viene impuesto

en un código de barras

que no en fígaros y larras.

Despacho de un presupuesto

pasivo por descompuesto

en trámites rutinarios.

Gramaticales viarios

en un esmero ruinoso,

retraído y dadivoso,

con los clientes diarios.



Suma y sigue en tus bravatas

alunado molinete

tu pasión de matasiete

baturrilla ideas baratas,

ginebra con matarratas,

en columna de opinión

que un filósofo simplón

conjetura en magnitudes

a bulto de multitudes

azuzadas en legión.



Cabalísticas tramoyas

sin penetrar en materia,

Loco II

Monótona inyección de subterfugios,
urdidos en la copa de la suerte,
esperan a que el monstruo se despierte
horrible en su depliegue de artilugios.

No busques, no se encuentran los refugios
a mano cuando tú quieres perderte,
ni escondas tu maldad bajo el inerte
escudo que procuran los efugios.*

Convive con aquello que te incendia
y asalta en el momento inesperado,
mas cuida a los demás de tu amargura
que solo a ti tu acción te vilipendia
y empuja como a lobo acorralado,
hiriente,  al corazón de la espesura.

*efugio, difugio. Evasión. Huida.

Loco

Es todo lo que soy
y no conviene,
la sombra que me cruza
de repente,
invade mi razón
y recrudece
la estúpida verdad
que me enloquece
y acaba contagiando
en imprudente
desacato a la paz.
Esto sucede.