Incógnita resuelta.



Deja que presente este torpe esquema,

sin otro argumento que el que me lastima,

sólo representa otra pantomima:

parodia engañosa que siempre me quema.


Voy y replanteo una línea extrema,

entre coordenadas. La farsa aproxima

un telón de fondo de bruma y calima,

donde superpuesto se entiende el problema.


Converge y se halla entre lado y arista

en la perspectiva vectorial y aguda,

geométrica y plana, tan minimalista


que el número áureo resuelve la duda,

mas no es suficiente que el dilema exista

si toda respuesta es la hache muda.


Comentarios

Mariela ha dicho que…
bello....sublime....

que hago que no puedo dejar de visitarte??
genessis ha dicho que…
Hola Enrique

Es un gusto visitarte y leerte. Tu arte me cautiva siempre. Lo mío es un intento... pero va para vos.


Por qué te atormentas mi dulce amigo
deja que las penas vayan de camino,
sólo representan un arduo destino,
calco afanoso de un hablar contigo.

Voy contando estrellas y lunas prodigo,
pintando apacible tu faz en dorado
decirte en silencio, quedarme callado
en arpegios de arpas mis versos te digo.

Yo sé que mi verso apenas respira,
busca su esencia serena y tranquila
sin clamor ni glorias su afán inspira.

Cuando voy a vos mi alma despierta,
leerte de hinojos es dulce espera,
besarte en silencio, locura tan grata.


Un abrazo, Maestro y Amigo
Buen domingo!!
Enrique Sabaté ha dicho que…
Mariela: muchas gracias, espero que no sea un castigo venir por estas letras.

Un abrazo grande y que sigas visitándome.
Enrique Sabaté ha dicho que…
Genessis: muchas gracias, para mí es todo un honor que sigas leyéndome, en cuanto que me consideres maestro, te lo agradezco pero sé que me falta mucho todavía para serlo si es que alguna vez llego a ello.

Las tormentas vienen, siempre, por si solas
paran en mi puerta y llaman en ella
toman su sendero y dejan su huella
dejando señales: rojas banderolas.
Mas también el pecho es un rompeolas,
y levanta el vuelo como una centella
dejando agridulce sabor de grosella
y un sueño en los tallos de las amapolas.

Tu verso está vivo y exhala colores,
aires de leyenda y un mundo interior
plagado de esencias y tonos mayores.
Así que desecha amiga el temor
que aquí no examinan terribles doctores
que estás en la casa de un vate menor.

Un abrazo y sigue considerándome amigo y sigue mandando besos y versos.

Enrique.
Enrique Sabaté ha dicho que…
Estuve sin pc y me he comprado uno nuevo que todavía no he montado, en unos días estrenaré computadora.
amparo ha dicho que…
Soneto de pura geometría, aunque no entiendo del todo cuál es el problema sabiendo la solución.
Saludos
Enrique Sabaté ha dicho que…
Amparo, ese es el problema la propia situación geométrica del espíritu.
ybris ha dicho que…
Es extraño cómo queman las parodias.
Y cómo duelen las soluciones cuando son como el silencio de la hache.
Precioso, Kike.

Un abrazo.

Entradas populares de este blog

Reflejo en mi mismo

Selección

Por la memoria.