Más lugares.

Banco de piedra
Todos los días inmóvil, a veces descansa en él algún viajero sin destino,
yo lo veo desde donde espero que lleguen los turistas. Inconfundible y duro como los adoquines en los que se sustenta, camino y tabla cabal, termómetro del día. Solitario los días calurosos y más los fríos, sólo válido los días de otoño y primavera. A lo lejos las andanzas del cortejo nupcial.
La universidad cisneriana, un sábado a las siete de la tarde, increiblemente solitaria, parece que se pusieron de acuerdo para salir del campo del objetivo de mi cámara.


Los pasos buscando la sombra de la calle de los colegios, huidizos en lo que ayer fuera presidio y cuartel. Todo un símbolo de la España más negra en lo que un día y hoy son espacios del saber.

No escribo versos, es verano y la galbana puede con mi inspiración.


Comentarios

ybris ha dicho que…
Así da gusto mirar y fotografiar.
Como dices bien, increíblemente solitario.
Así parece más acogedor.

Abrazos.
Amparo ha dicho que…
Oye, casi tendrías que cambiar el blog escrito por el visual!!
Es broma.
Loc@ ha dicho que…
La galbana nos vence a todos... creo.
¡Qué bonita es la universidad de Alcalá... y tantas otras cosas más!

Gracias por colgar el enlace de Marcos Ana. Besos. PAQUITA

Entradas populares de este blog

Reflejo en mi mismo

Por la memoria.

Selección