Disparates al sol

Para todos sale el Sol


por tejados y azoteas,

dietéticas chimeneas

de un filántropo español

que estuvo en Sebastopol

cuando aquello de los zares,

otro que andaba de bares

filosofando tropiezos,

querubines arrapiezos

y una luna con lunares.



Una salamandra artista

también pasó por allí

entonando para sí

una canción elitista,

la espídica concertista

era reivindicativa,

no por cauta o por altiva

si acaso por solitaria

por cabal y solidaria

por divina y estar viva.



Una docena de gatos

cada cual más “maulla habiente”,

todos de aspecto decente,

mas nada engañan los datos

dánselas de "liberatos"

y arrastran entre sus uñas

el premio de sus garduñas,

eso sí con dignidad,

son de casta y en verdad

mas que alpaca son vicuña,



Dirán: “muchos micifuces”;

tantos como diecisiete

docenas y hay quien mal mete

y en los cuartos hace cruces

y al saltar se da de bruces

pues que en la liga europea

es la suerte una pedrea

y es juez quien vacío un ojo

tiene y su barba en remojo

no llueve hoy, refranea.



Tan sólo unos pocas rimas

para sembrar disparates,

aturullados dislates

entre maitines y primas;

echa de menos las limas

el preso en su celda oscura,

dama de quien su hermosura

metálica no es reparo,

dame luz y se mi faro:

hecha está la conjetura.

Comentarios

ybris ha dicho que…
De disparates nada.
Ya sólo la sucesión de décimas dignas de Vicente Espinel son un portento rítmico y sonoro.
Y si encima se denuncia en el fondo la caradura de algunos defensores de la igualdad que se tienen por más iguales que otros...

Un abrazote, amigo. Confío en que todo te vaya bien.
Miquel ha dicho que…
como mínimo, curiosas y rítmicas...
Isabel Romana ha dicho que…
Siempre resultas de lo más divertido. ¡Quién fuera gato por los tejados! Saludoscordiales.

Entradas populares de este blog

Reflejo en mi mismo

Selección

Por la memoria.