De vuelta, un soneto barroco y vacío.

Volveré tomado un soneto barroco
con mucha prosapia y ahíto de lunas
metáforas huecas y frases "viejunas"
gran atildamiento y que diga poco.

Con buena presencia palabra de loco
o lo que es lo mismo: poeta en ayunas
en un alba antigua, canciones grajunas
entre dos quimeras por si me equivoco.

Solo yo a mi mismo me pongo barreras
que son en cadena turbios pensamientos,
a pesar de todo ajeno a fronteras.

Al deconstruirse se fingen violentos
en la inquieta farsa sin abrazaderas
donde se amalgaman tantos sentimientos.

Tal como se dijo aquí queda escrito
con mucha bambolla y relleno poquito.

Comentarios

Miquel ha dicho que…
y con la palabreja que suena a montones,
que toca la teja y toca cojo----
y al igual que el pájaro picando el alpiste.
tu vas y pones....un "deconstruirse"¡¡¡¡
Enrique Sabaté ha dicho que…
Ya la utilizó Derrida antes que los cocineros y yo es la segunda vez que la utilizo, me hace gracia la palabra a la que no acabo de pillarle el sentido.

Salud.
Jesús Arroyo ha dicho que…
Barroco y grande, Don Enrique.
Enrique Sabaté ha dicho que…
Grande no, que ya sabes que soy bajito.

Un abrazo.
TORO SALVAJE ha dicho que…
De vacío nada.
Bien lleno.

Saludos.
Enrique Sabaté ha dicho que…
Tampoco es mi intención llenarlos mucho.

Gracias Toro.
Amparo ha dicho que…
Vuelves en pleno calorazo para darnos aire: hola.
Enrique Sabaté ha dicho que…
Amparo, de tan fresco que soy congelo.

Un abrazo muy fuerte.
María ha dicho que…
Como ya había leído las anteriores entradas, me quedé en ésta, la verdad es que escribes genial.
Enrique Sabaté ha dicho que…
Muchas gracias María.

Entradas populares de este blog

Reflejo en mi mismo

Por la memoria.

Selección