Sujetos determinados. A Miguel Hernández.

Versado en maquinarias estelares,
perito de  extensión ilimitada
bostezas  infinitos a pedradas
con  riesgo de un acierto o centenares.

La trama que está urdida en tus telares
se lleva con el tiempo a bofetadas
y apura cada plazo a bocanadas
sin más finalidad:  ¿dónde  te ampares?

Quizá no hay decisión en la respuesta
y  es poco rigurosa la pregunta
si pienso  en el  sujeto de la  apuesta;
solo es  casualidad y aquí se  apunta,
no somos convidados a esta  fiesta
uncidos nuestros cuellos a la yunta.

¿Me disculparía el poeta alicantino estos torpes versos? 

Comentarios

Thiago ha dicho que…
Seguro que Miguel, tal como era, estaría encantado de este homenaje. No diría lo mismo si se tratara de Federico, jaaj

Bezos.

Entradas populares de este blog

Selección

Por la memoria.

Camión Barreiros. A mi amigo Sito Rampin. Sé que es aficionado a estas cosas del motor.