He de preguntarme ¿dónde la belleza?
¿dónde lo perfecto si no es desvarío?
sé que no la encuentro que busco en baldío
y es tan aburrido que me da pereza.
Podría asombrarme la luz del estío
o el pálido halo plomizo de invierno
en la iridiscencia de un cosmos eterno
y en las hojas secas que naufraga el río.
Si allá donde miro el mundo es infierno
y la sangre escuece de moscas y ruinas
hay nuevos esclavos muriendo en las minas
y seca la tierra su vientre materno.
Del gracioso vuelo de las golondrinas
en nidos graciosos de amantes aleros
y en el trino amable y rural de jilgueros
las manos cansadas de las campesinas.
Y allá donde miro veo prisioneros
cadenas que atan y hierros que hieren,
hombres y mujeres y niños que mueren
y ocupan segundos en los noticieros.
No quiero hermosuras que a mis ojos dieren
falsas esperanzas ni engaños febriles
cuando hay tantas guerras donde sufren miles
Y unos pocos ganan que eso es lo que quieren.
Yo tan solo puedo apagar los candiles
Y cerrar mis ojos y hacer que no pasa
aquello que he visto y encerrarme en casa
que hay pocas palabras y muchos fusiles.

Comentarios

Amparo ha dicho que…
Kike ayer estuviste magnífico, aunque ya se que no te importa el pasado ni el futuro, espero que sigas con tan buen hacer y que lo repitas más veces. Un abrazo en este jueves bien presente.

Entradas populares de este blog

Selección

Por la memoria.

Camión Barreiros. A mi amigo Sito Rampin. Sé que es aficionado a estas cosas del motor.