El humor de los tiranos.

No esperes de un tirano la ocurrencia

ni la chispa oportuna o el gracejo,

ni que tome las bromas con paciencia;

su ironía es fruncir el entrecejo.


Hay primates que tienen más conciencia

y no gastan su risa de conejo,

ni sus falsos ajuares de decencia,

ni condenan, ni dan un mal consejo.


Les supera en ingenio cualquier loro;

son sus gracias la muerte y la rapiña

junto al miedo que acusan y provocan.


No permutes tu risa por su oro,

ni vendimies las uvas de su viña,

si te muestras feliz se descolocan.

Comentarios

ybris ha dicho que…
Con los tiranos pocas confianzas.
Ni gracejo ni conciencia ni ingenio.
Sólo pedorretas como tu soneto.

Un abrazo
María Manuela ha dicho que…
Feos, sosos y aburridos...
así son ellos...
Lula Towanda ha dicho que…
Si supieran convencer
no impondrían su poder

Mucha labia no tienen
amparo ha dicho que…
Buen comentario para la época; ocho días de mentirijillas más, quedan.
Un abrazo.
Beauséant ha dicho que…
es lo malo de los tiranos, no tienen sentido del humor porque los muy necios sospechan que se ríen de ellos...
filoabpuerto ha dicho que…
En el fondo débiles individuos, se imponen por la fuerza, carecen de los rasgos que hacen que alguien nos seduzca por lo que es; los tiranos despliegan lo peor de nuestra naturaleza humana y sí, los animales actúan con más "moralidad" aunque se afirme que no la tengan.

preferimos el ingenio del loro
a,del tirano, su oro...je je

Abrazos

Merce
Anónimo ha dicho que…
kike : buscando acerca de la falta de humor en los tiranuelos encontre su soneto. Cierto por donde se lo mire y hermosamente expresado por Ud.
Gracias !

Jorge Iman

Entradas populares de este blog

Reflejo en mi mismo

Por la memoria.

Selección