viernes, 29 de febrero de 2008

El romancista feroz de los jueves.


De chorizos pringados y señoritos.


Un manú de la cobay*

afana y desguaza rodas*,

nos van llegando unas modas

extrañas; y es lo que hay:

mucho golfo que caray.

Otro prenda es ese alcalde

que no se subió de balde

el sueldo; no es tranfugismo

que el golf atrae al turismo.

¡No hay rufián que no se escalde!


Alcalá Capital europea de la cultura 2016.


Falta aún para la meta;

la salida el dos mil nueve;

veremos que ficha mueve

y quién tiene la receta.

“no se meta usted poeta”.

Seremos la capital,

al por mayor y al detal,

sólo por lo improvisado,

nadie nos habrá ganado

aunque perdamos igual.


La segunda parte de la primera parte. Ya sé que es la tercera, y no la de ABC.


Ahora sigo con los randas*

los golfaratas* del cobre,

los agaraban* y al sobre*,

con consortes* y barandas*,

al estaribel* por mandas*.

Mucho amigo de lo ajeno

de birlocha* y desenfreno;

viejos son o advenedizos:

Un talego de chorizos

pero para nada buenos.



Antes de la votación.



En unos días se vota;

vino Rajoy; y Felipe

será quien nos participe

este sábado. Se nota.

Vienen y cantan su jota,

subidos al escenario,

y a dejarnos un rosario

de cuentas por resolver.

Lo normal, a prometer.

Cumplir es lo extraordinario.



*********

Un manú de la cobay: un hombre.

Rodas: automóvil.

randas: ladrones.

golfaratas: más de lo mismo.

agarabar: coger, detener.

consorte: cómplice

baranda: jefe.

estaribel: cárcel.

sobre: prisión.

mandas: mandato judicial.

birlocha: estafa.

miércoles, 27 de febrero de 2008

Nocturno y positivo

Me voy que amanece del mar al recuerdo,

del frío chubasco a tus negras pestañas,

de la espesa sombra a las luces extrañas,

se me desmadeja tu pelo y me pierdo;

ni olvido, ni alego, ni llego a un acuerdo.

Voy del gris al rojo, del negro al naranja,

me veo atrapado, en la urbana franja,

en el huso horario que niega el socorro

en tierra de lobos al osado zorro:

único imprudente que cayó en la zanja.


Todo es tan distinto como cotidiano;

el verbo es muy poco, falso, insolidario,

si solo es imagen de espejo en armario.

Cierto lo que intuyo si es fuera de plano.

Pregrabo las voces mudas del tirano,

negro y costumbrista, en rimas vulgares,

en largos coloquios, casi epistolares,;

y aclaro que lloro pero estoy contento

me duele y me alegra porque soy y siento;

llenos los bolsillos de amor y pesares.


Yo no sé si tienes, vida, la herramienta;

préstame pinceles que embadurne un lienzo.

Deja que te mire y así me convenzo

que llevas paraguas bajo la tormenta,

azúcar morena, café y té con menta.

Paso a paso el nervio hace travesuras,

recoge canciones junto a las verduras,

quiere ser cometa, fugaz papalote,

vilano de un cardo, ratero sin mote,

zumbón abejorro metido en conjuras.


Termino y comienzo, estreno mañanas,

entablo escenarios, inauguro sillas

para vagabundos, cargo a las costillas

sacos de esperanza y frases galanas,

graciosos afectos que suben persianas,

traigo acicalados versos, predispuestos,

nada originales porque son repuestos

pero a mí me sirven que bien me reparan;

abrigan, cubiertas, nubes que me amparan

y así voy cumpliendo con mis presupuestos.

domingo, 24 de febrero de 2008

Burla burlando, manual de autoayuda.

Después de ríos de tinta

y cartuchos de impresora;

el disco duro que añora

una relación distinta,

que ni funciona ni pinta

ni se enciende la pantalla.

en el audio ya no estalla,

bajo, tenor o soprano.

Tengo que parar hermano.

Voy a reparar la valla.


Vuelvo al lápiz y al cuaderno

dejo el método moderno.

Sé que soy una estantigua,

machetero en la manigua;

un gris gabán, viejo terno.

Labro mi tierra con mulas,

Asno me dicen: “emulas

muy bien a los animales

tus rebuznos son iguales;

y tus palabras garrulas”


Neandertal marcho a mi sima,

profeso de anacoreta,

“Juntaversos”, mal poeta,

ripioso que causa grima,

la soledad es mi estima;

orangután, babuino,

ebrio mosquito del vino,

tejo redes sin alambre,

siempre paso el mismo hambre,

ni aprendo, ni tengo tino.


Hago burla de mi mismo

me tapo en el burladero;

Tom Bombadil con sombrero

vivo al filo del abismo

en elegido ostracismo;

Miro abstraído mi ombligo;

con cuitas vanas me hostigo.

Niego el amor y la suerte;

y me mata y me hace fuerte

ser mi peor enemigo.

jueves, 21 de febrero de 2008

Décimas jueveras.


Doña Esperanza, poeta.


“Con gran talento y templanza

Declama en el escenario”

-Escriben en el diario-

“es colosal Esperanza”

¡Qué se dedique a la danza!

Sus estrofas ¡qué regalos!

con los dientes como escualos.

¿Qué dice Pepiño Blanco?

“sí los leo yo me atranco,

los versos eran muy malos”



El 86 por ciento de las grandes fortunas no cotizan.


Qué todos somos Hacienda,

no se lo traga Tancredo:

“Pagano soy y no puedo,

lo diré y que se me entienda,

ser el grano en la molienda.

Me exprimen como a un limón

Y como soy un ratón

doy mil vueltas a la rueda;

que los que tienen moneda

no cumplen con la Nación.”


La campaña.



La campaña electoral

no tiene ingenio ni chiste,

es el juego del despiste.

Cada mora en su moral,

y qué más da si al final

nunca aciertan las encuestas;

Equívocas las respuestas

del sufrido ciudadano.

No somos primos, hermano,

aguanta si te molestas.


Y lo de todos los días sumado a la campaña.


Señora ¡ay! Qué poco llueve.

y como sube el recibo

del agua, y la luz, percibo

que en la sierra hay poca nieve

y el atasco no se mueve;

el metro y el tren van lentos.

Hoy todos nos cuentan cuentos

y derrochan sus promesas.

Luego pregunta por esas….

te mandan a tomar vientos.

Reflexión sin fundamento.

Zurcí mi corazón con lana vieja

y con hilos violetas y amarillos;

sustraje de Saturno dos anillos,

si me atrapa en su red me despelleja.


Desoí de los sabios la conseja;

amígueme de golfos -en bordillos-

silenciosos, que ya cantan los grillos,

y caté del albillo a la verdeja.


He bebido buen vino de mil jarras,

apurando las heces del infierno,

en un cielo de violas y guitarras.


Comprendí que un amor resulta eterno

como un corto verano de cigarras,

la avelilla otoñal o el sol de invierno.

martes, 19 de febrero de 2008

Adela Gómez, bandurriera. 91 años.


Alegra el corazón que tañe Adela

un antiguo romance y bellas jotas

de vida y sentimiento entre sus notas;

escucha su canción: penas consuela.


Aldeas de Lombraña a Tresabuela.

su amado Polaciones, sus remotas

tonadas, van al mar y las gaviotas

sueñan un cielo azul; buscan su estela.


Seduce la bandurria entre sus manos

y un alma que es un cruce de caminos,

sereno robledal, lozano hayedo.


Sus coplas estremecen como arcanos

unidos a la tierra; peregrinos

que surcan los espacios contra el miedo.

domingo, 17 de febrero de 2008

Jarama Valley; red river.


Ayer sábado, estuve en Morata de Tajuña, en los antiguos campos de la batalla del Jarama, cruel batalla, terminada por el agotamiento de los dos bandos enfrentados. Recorrimos las posiciones del batallón Lincoln y de la XV Brigada a la que pertenecían, todavía los sembrados y los olivares están llenos de vestigios de metralla y restos de hierro que en aquellos ya lejanos días fueron portadores y mensajeros de muerte, legados oxidados representativos de la grandeza y la miseria humana. Del sacrificio que supone una guerra infame, todas las guerras lo son, más las contiendas civiles.

No fui solo, ni motu proprio, me invitó a unirme a la marcha en recuerdo de la lucha de los brigadistas internacionales mi buen amigo Carlos Hernández. Fue un sencillo acto por aquellos que lucharon en España y en esta tierra dejaron su vida, también por los supervivientes y por todos aquellos que hoy siguen pensando que todavía es posible ser libre y no tener que vivir explotados ni explotando a otros y los recursos de una tierra cada vez más hastiada de nuestros despropósitos.

No somos libres, ni siquiera los ciudadanos del mundo occidental y demócrata en el que estamos situados, y no lo somos porque estamos encadenados a nuestra ingrata y ambiciosa manera de vivir, no lo somos porque nos han educado para no serlo, porque no somos quienes decidimos sobre nuestras propias vidas, porque nos determina el estado de cosas en el que nos vemos envueltos y que disfrazamos para no tener que enfrentarnos a ellas; somos extranjeros de nosotros mismos, ingenuos y manipulados pero satisfechos con nuestro proceder. Encadenados a nuestro bienestar y sujetos conscientemente a nuestra socialización del lujo y los deshechos.

Iba a interpretar, invitado por la organización, una marcha fúnebre al final del acto y de las palabras de los oradores; pero no lo hice, interpreté acompañado por el rabel, el poema de Rafael Alberti a los voluntarios de las Brigadas Internacionales. Habla de muerte y de guerra, de batallas que se pierden, pero también habla de un mundo sin fronteras, de un mundo en el que todos seamos hombres y mujeres libres, que unos no lo tengan todo y otros tan poco, de la necesidad de no reconocer los muros que nos contienen, sino de esa otra que nos impele a saltarlos y a decir basta.

Para mí fue emocionante poder volver a cantar este poema de Alberti, ayer sobre la marcha lo adapté al rabel. Quizá hubiera en el monumento a los brigadistas doscientas personas venidas de varios países sólo para este acto, irlandeses de Dungannon, de donde era el poeta Charles Donelly, fallecido en la batalla; alemanes, ingleses, estadounidenses, algún francés, los que más vinieron fueron los irlandeses.

A estas alturas de mi vida, no creo en izquierdas o derechas, ni en banderas que sólo sirven para envolver ataúdes, ni en ideologías más o menos utópicas, soy un pesimista recalcitrante con respecto al futuro de la humanidad.




Mas, aun así, aquí dejo mi canto a la vida y a la libertad.

Quizá algún día, se borren las fronteras de los mapas,

Tal vez no haya que huir y refugiarse de las bombas,

Puede que la ventura nos permita llamarnos de verdad hermanos,

Acaso los inviernos dejen de ser la noche sin refugio para los desamparados,

Quién sabe si alguna noche, el dolor de las fatigas, les haga perder el sueño a quienes deciden sobre la vida y la muerte de miles de personas cada día. A los traficantes obtusos y su sed de sangre y petróleo sobre vísceras desparramadas, a los integristas del alma y las divisas, a los cuervos del erial y la tierra quemada, a los envenenadores de los ríos y los mares.

Mañana será y habrá un mañana que descorra cortinas de ignorancia y nos traiga, aunque no podamos verlo, un mundo sin moscas en las comisuras de los labios hambrientos de los niños.

Salud.



El plano de la batalla está tomado de esta página.



http://www.sabuco.com/historia/images/Lucha%20por%20Madrid,%20batalla%20del%20Jarama,%20febrero%20de%201937.jpg

jueves, 14 de febrero de 2008

San Valentín.

Día de San Valentín,
para los enamorados
hay en los hipermercados
cosas de mucho postín.
Mi corazón de serrín
no la quiere sino a ella,
la más fiel, es la doncella
en su envase de cristal;
si me faltase da igual
iré a por otra botella.


Mucha tragedia de amor

en el filo de la historia.

Algunos sé de memoria

ya que soy un trovador,

Como un pájaro cantor;

canto a mi ritmo sin prisa:

de Adelardo y Eloisa

que se amaron, desde lejos,

hasta que se hicieron viejos,

mucho llanto y poca risa.


Otro amor que fue cruel

y acabó con los amantes.

Diz los nobles petulantes:

"poco es Juan para Isabel."

Los amantes de Teruel.

Marco Antonio y Cleopatra,

Ava Gardner y Sinatra,

Mata Hari y unos cuantos,

Valentino y otros tantos,

pacientes para un psiquiatra.


Mas, ¿Quién vive sin amar?

¿A quién Cupido no llama?

Amor que a todos inflama

con sus flechas al azar

también me logró alcanzar.

La vide cual la serrana

que el marqués de Santillana

cantase en sus serranillas;

díjele: me maravillas.

Y ella: "¡vuelva usted mañana!."

Enamorarse. Copiando a Lope y a Ybris.

Amar, enamorarse, hacerse niño,

perder la autonomía de la mente.

Sentir un vuelco al verla de repente.

Dejar a la razón el desaliño.


Sentirse a la vejez barbilampiño,

llorar cuando la amada sigue ausente.

Tener el corazón harto impaciente,

mendigo de limosnas de cariño.


Soñar las situaciones imposibles,

buscar en la baraja soluciones.

Jugar a una ruleta que te arruina.


Girar por torbellinos predecibles,

ahondar en el dolor con sus canciones

y no poder sacar la bella espina.

miércoles, 13 de febrero de 2008

Un cuento para ti.

Dirian doelein, braquenaba prara, la cosietaná

Ilien cutrentieno valinque torán dieletan;

Imbradiletán; quienteravidolien combalacá

Usinueralai bilaquitalidal, u esrai e veretan.

Inás ilibilitekeletan, combamiterterebrefá

Cueltrós ti delebeneteral, cualiterisinerio.

Crober nieté comberio tritirer corer sercolá

Vitrer colán cuerterdisié glostterio.




Estrellas incandescentes sobre un pecho de esmeraldas, así somos y así luchamos.

En un oscuro horizonte amenazan los guerreros del fiero Imbradiletan:

¿Quién nos salvará, quién vendrá a disolver en la bruma de los páramos sus colmillos de hierro?

Sólo tú Inás, la esperada, la que lanzará las montañas sobre los enemigos, huirán al escuchar tu nombre en las viejas canciones, por eso nada tememos, nos dejaste el arco y las flechas que nunca yerran y un indomable corazón como el árbol y el río.




Todavía recuerdo las noches en las que te contaba cuentos soñados, palabras imposibles y traducciones improvisadas; aprendí idiomas que nunca existieron ni en las tierras altas de los seres mágicos; ni en las más llanas de los pragmáticos labriegos.

Soldados imaginarios, de cartón descafeinado y brillos de charol en charreteras de papel y espumillón, cortejando muñecas de tinta china en un espejo decorado con cristales de bohemia. Soldados que no iban a la guerra, eran pescadores y siempre volvían a casa de madrugada.

Castillos levantados cada noche en un monte distinto, y una luz que se iba adormeciendo con tus ojos y tus parpados cerrados, seguro que no olvidarás la canción de Inás cuando creas que desde un lejano horizonte te acechan las pesadillas.

lunes, 11 de febrero de 2008

Una vez más. Indefinido prosódico.

Alojé en el cedazo de la inconsciencia y la dulzura

un ciego promontorio adormecido de eslabones.

Que ingrata la atadura de la rosa volcada en un sinfín de situaciones.

Ahora que no encuentro el paradero del tálamo fugaz de la impostura.

No soy real tan sólo un adosado a la distancia, un húmedo rincón que en fría estancia

sucumbe y se disfrazada de paraje, hundido entre la sombra y la neblina.

Si sólo despertar fuera aceptable a una tierra sembrada que germina

el grano que alimenta a los mortales y al sueño, que transita la distancia,

que recorren los cuerpos imantados, sobre polos opuestos: mis sarcasmos.

Y un irónico optimismo me persigue dirimiendo en encuentros diletantes

la congoja veraz y la imitada; el recurso fatal a ser constantes,

el error que se alcanza y se pondera, la avarienta y sagaz lista de ensalmos,

los áulicos contornos sin raíces que sustenten el germen de la dicha.

Es mucho y poco más que un parlamento de un solo corazón tallado en serie,

un tono percutido en blancos huesos, rapados por la luz y la intemperie,

el hosco y repetido gesto arisco, andando a contra pie; y siempre mal dicha;

y siempre inoportuna y lacerante, la ciega palabra con que irrumpo

los puentes sobre ríos de azucenas y lirios de papel y amargo llanto;

elevo con mi grito incongruente lo infinito, y dudo, y hoy no espanto

la espada que me hiere con su filo, y retorno a sentir, y así interrumpo

por un mínimo instante lo imposible. Si sólo fueron dardos sobre el pecho,

y no soy la muralla ni la torre que vigila y al duelo pongo estacas de impericia,

no es extraño que un crudo abatimiento me arrastrase a gozar de la delicia

y hoy queriendo olvidar que todo es humo mi huraño sinsabor viene derecho.

Dejé que un viento azul me imaginase prendido en un olor que ahora me quema

A ratos sólo soy polvo y vacío, caótico renglón de un libro verde,

guiñol en un desván tras el tapete del rojo teatrillo que remuerde

la estúpida conciencia moralista que me impele y termina este poema.

sábado, 9 de febrero de 2008

A cada quién su copla. Ybris, Júlia, Amparo, María Manuela, Mercedes, Eloisa ; y a mí mismo.



Guitarristas sin guitarra
suenan en un desconcierto.
Un ratón sueña despierto
tomando vino en la barra.
Hoy cuando vaya de farra

A la sala de tu fonda

Cambiaré la pena honda

Y seré de pedernal,

figurilla en un cristal,

militante de la Fronda.


Soy y seré jacobino,
ultraista y perdulario,
un "sans culotte" incendiario,
un ciudadano, un vecino,
un taimado peregrino
que se prendó de tus ojos.
Mañana seré despojos,
hoy soy espíritu amante.
Tú, Beatriz, y yo, Dante.
En mi infierno no hay cerrojos.



Las respuestas, con vuestro permiso las escribo aquí también.



Ybris.

El viento que nos envuelve,
ábrego de la nostalgia,
Ybris, la mínima magia,
grande que en la fe resuelve,
al par que el gozo devuelve
imágenes, del pasado,
de un tiempo ya extraviado
en un almacén de sueños,
de baúles y bargueños,
tus mundos iluminados.



Júlia.




Don Alegre y tía Vinagre,
complementos, Yin y Yan,
los versos del Capitán
no son de amor son de sangre.
Júlia, pescan al palangre,
son sus usos cuaresmales
escabeche de mortales,
vigilia, ayuno y pesambre;
eleva el llanto sus hambres
de ritos ceremoniales.



Amparo.


Irónico cual el cuervo
soy el Feroz Romancista,
Amparo, y equilibrista,
de un candente ritmo al verbo,
pobre y loco, nunca siervo
y aborrezco de los amos
de todo aquello que amamos.
Le dejo este afecto frío
a quien dando muerte al río
dice que así progresamos.


¡SALVEMOS EL HENARES!



María Manuela.


Allí en las carnestolendas
Del Cái chirigotero
romancista y marinero,
direte porque me entiendas:
Manuela voy si esas prendas,
amables de tu equipaje,
compartes, y este viaje,
cantas cuplés, pasodobles.
Eres de palabras nobles
y un cielo azul tu paisaje.


Mercedes

¡Quién no vive una utopía!
¿Qué coño puede ofrecer?:
opinión y parecer;
tú y yo en nuestra fantasía,
Mercedes, de cada día.
No como huida del Mundo;
sí por buscar lo profundo,
serenos en la ilusión,
ceniza con emoción
que alegra cada segundo.


Eloisa

Carne de flor, Eloisa,
flamantes hojas de hierba,
polvo de fruta en conserva,
colmillos tras la sonrisa,
somos y andamos sin prisa,
rayo allá en el horizonte,
ruiseñores en un monte
que a un amor cantan sus penas,
libres si, mas con cadenas,
entre Cupido y Caronte.


viernes, 8 de febrero de 2008

Infinito carnaval.

Se terminó el carnaval

hoy solo suenan los ecos

de peleles y muñecos.

¿Quién dio la traca final?

ese gallardo chaval

que en sí tiene confianza:

Quiere inclinar la balanza

y enterrando la sardina

ayer se sacó una espina.

Fue contra toda esperanza.


Bien que está doña Intachable

instalada en sus reales

aposentos; de los males

del mundo no es la culpable.

La vida que es tan mudable.

Y soñamos que partimos

Y al volver cuanto sentimos.

¿Somos sólo carne y sueño?

Viajar fue ese vano empeño

si en ello nada aprendimos.


Somos futura ceniza,

rescoldos en una hoguera

una instantánea quimera,

una luna quebradiza.

La frágil barra de tiza

con que escribimos renglones

de luz blanca en los rincones.

cada uno su mensaje

y cada quien su lenguaje.

¿Uno?, son seis mil millones.


Giran galaxias completas,

invisibles firmamentos,

estrellas que hoy son fragmentos

asteroides y cometas,

satélites y planetas.

El nuestro es de azules mares,

de ocasos crepusculares,

de hojas verdes y amarillas,

de juncos y buganvillas.

Y nuestro río: el Henares.

sábado, 2 de febrero de 2008

Entre nada y casi nada; De todo como en bazar.

Tié mandanga la cosa, más pronto que tarde se escucha ese grito tan carpetoveto y cañí: "biban las caenas" con dos inmensas bes de burro, que es lo que hay que ser y somos; conozco yo a un vecino de un vecino de otro vecino, como de tres portales más abajo, un vecino lejano como un pariente con el que no coincidimos salvo en alguna boda o velatorio; y a veces, ni siquiera, sólo sabemos de ellos de oídas.

Pues que este familiar, digo, vecino lejano, parece ser que dijo en el bar Lo vento....... que ahora es de un chino. Lo abrió allá por los años setenta un cocinero de la marina mercante de dudosa nacionalidad; del chino no consta que sea marino mercante, ni cocinero por lo incomestible de su oferta culinaria; lo que si consta es que es de China sin especificar si es la de Mao o la otra, las del made in.... de multitud de cacharros y de todo.....desde el barreño de plástico azul al paisaje cutrexnológico de un hórrido color y hortera hasta que te duelen los ojos; con todos mis respetos a los amantes de tan excelsos adminículos del adorno hogareño. ¡Qué hay gustos para todo y todos para el gusto! o como fuera que dijesen los mosqueteros de la Reina.

Claro está que yo no tengo tampoco mucha mano para el Feng-Shui, ni para la Vichisoyse, del cocido a la marmita ya me apaño, alguna ensalada de cualquier cosa verde o naranja, o roja, previamente compradas en bolsas del supermercado en la sección de frutería en la que la encargada de aquello lo tiene todo como un Tetris bien engarzao y limpio como su sonrisa y la picardía de sus ojos; qué lo vende con salero la dama de las frutas envasadas y casi asépticas. Su trabajo es y lo hace a la perfección.

Sé que esto es todo lo contrario a lo que parece sensato, mucho plástico para envolver la fruta, pero.... ¿si fuera papel? malo también ¿.....bolsas de traer y llevar? ¿.....carritos de la compra? ....

Algunas ciudades ya no son capaces de deshacerse de sus basuras.....nos va a comer la mierda y nos da igual......vamos a contaminar a base de bien el aire, después la venderán en bote......¿os habéis fijado en la seta que tiene Madrid en lo alto, doscientos metros al menos por encima de los edificios horrorosos pero modernos.....mis felicitaciones al equipo; doscientas ligas o más del pelotazo. Los hay con suerte y oportunidad, todos los que no sabemos hacernos ricos es que somos unos torpes......No voy a decir ni que sí ni que no porque no tengo idea de lo que ha ocurrido, pero al alcalde de Totana lo han recibido sus vecinos con un Oé Oé Oé y lo que sigue.....como decíamos de zagales.

Y a otro de no sé donde le decían: "Viva la recalificación que paga este bautizo" presuntos chorizos pero solemnes, con dos cojones como debe ser. Y de cumplimiento espiritual diario ya sea txun tchin o lo más tradicional que no voy a mentar por no herir ni vayan a llamarme intolerante, yo... que pienso que cada quien debe ser libre para elegir sus cadenas.


Lo que decía el vecino aquel del noveno primera, después de la publicidad si es que conseguimos vender la idea.

viernes, 1 de febrero de 2008

Una murga de carnaval.

Esta es la murga

de Don Carnal

en onda cero

desde Alcalá.

El río Henares

¿Que regará?

Treinta y seis hoyos

Y algunos más.

Futuro, el río,

Negro tendrá,

Mucho cemento

Y más alquitrán.

Nadie se alarme

Que es este plan

Para el circuito

Internacional.

En otros planes

Otros están

Descolocando

Suelo industrial.

Si trabajabas

En fabricar

De camarero

Te emplearás.

Que ahora el turismo

Bien cultural

Nos va a hacer ricos

A algunos más.

Esta es la murga

de Don Carnal

en onda cero

desde Alcalá.

¿Contaminados

En la ciudad

El aire fresco

Cuando vendrá?

Se soluciona

Si de verdad

Olvidas eso

De respirar.

Mas carreteras

Nos construirán

Muchos más coches

Nos gasearan.

Los cuatrocientos

Euros que dan

Yo me los guardo

Sin rechistar.

Muchas promesas

Más que Roldán

El par de Francia

Vaya un galán.

Y ahora vuelvo

Para cantar:

Salvad el río

Que es hora ya.

El patrimonio

Más natural

Como Cervantes

De esta ciudad.







Riamos mientras podamos.