Versos para un nuevo año.

En el hueco del árbol del sueño,
donde el brío interpreta gallardo
ese gesto procaz de goliardo
absoluto, de hierba y beleño.


El druida de nieve y empeño,
del hayedo y el roble bastardo,
en el musgo, el acebo y el cardo,
recitando el paisaje roqueño.


A la luna que cuenta distancias,
a los prados, los bosques, las frondas,
a las hebras de seda en las rancias


cicatrices y marcas redondas
-qué resumen de insignificancias-
las creencias humanas más hondas.


Y aún así cuando el frío atraviesa
la intención disoluta y extraña.
La razón discrimina y sopesa.

La ilusión descuidada se engaña
y en su trampa a sí misma se apresa.
En la huida de nuevo su hazaña.



Estremece un licor de asteroides
de la ubre de magma y escoria,
-petroglifo de anciana memoria-,
expandido en babel de alcaloides.


Universo de magia y androides
en cometa de paz migratoria,
por galaxias cautivas de euforia,
se merienda milenios ovoides.

Comentarios

almena ha dicho que…
Delicioso incorregible,
contumaz y caro amigo,
son tus detalles conmigo
(de) correspondencia imposible.

Con tus decires sonrío,
reflexiono con tu verso,
con tu verbo limpio y terso
y claro cual claro río.

Bueno, pues eso, que gracias mil por todo, y que...

¡FELIZ 2009!

:)

Un abrazoooooooooooooooo
ybris ha dicho que…
Simetría sonetil.
Ni eco ni espejo.
Ritmo y música.
¿Qué mejor para versificar a primeros de año?

Mis mejores deseos para ti, amigo.
Un abrazo.
Lula Towanda ha dicho que…
Te deseo un año lleno de poesía y que nos la hagas llegar

¡Feliz 2009!
Mariela ha dicho que…
Feliz 2009!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
Denavegantes ha dicho que…
Que interesante esto que dices sobre que la ilusión es presa de ella misma. Bienvenido a 2009.
Amparo ha dicho que…
Hola Enrique, veo que te has quedado al principio de enero, detenido.
Venga, hombre.
Abrazo

Entradas populares de este blog

Selección

Por la memoria.

Camión Barreiros. A mi amigo Sito Rampin. Sé que es aficionado a estas cosas del motor.