Comienzo.

No, es un modo de empezar.

Quizá, como otro cualquiera.

Un sí, bonita manera.

Siempre, tendrás que acabar.

Jamás, te vas a liar.

Es posible, no me gusta.

A menudo, me disgusta.

Por fortuna, sólo un lance.

Acaso es, sin alcance.

Erase una vez, la justa.




En mi gráfica aventura,

de junta letras velado,

soy clandestino encriptado

conspirando una conjura

que al pretender ser oscura

sólo resulta inquietante;

Por demás de extravagante

que se conduce abocada,

sin decir esto ni nada,

a un engranaje chirriante.



"Verdad es que no le pillo"

dijo un día una colega;

no diré que no me llega

es que me hago el listillo.

Yo pienso en mí, en mi castillo,

más bien mesa de taberna,

con una extrañeza eterna

como muy trascendental,

muy desgarrado, vital,

¡y se me duerme una pierna!



Vaya ya pifié la rima

¡Que me he cargado el poema!

Volqué la esencia del tema.

Iba en retórica esgrima

con las musas y mi prima

-esta me interesa más-.

Si la ves ya me dirás…

también por su inteligencia,

No juzguéis por la apariencia

sólo, eso y lo demás.



Digamos que es eminente,

nada más por decir algo,

no sé si es podenco o galgo

Incluso no es conveniente

que resulte convincente,

razonable y ancestral;

percibida como tal

por quien hace oídos sordos

entre los peces más gordos

en un acuario ideal.


Mariposas, purpurina,

de un exquisito trenzado,

sobre un cielo almidonado

de arroz nitroglicerina,

liban en flores de esquina.

Sisellitas de rotonda

en una espiral de ronda

que embarga, rompe y destruye,

el juicio que libre intuye

un abrazo de anaconda.

Comentarios

MarianGardi ha dicho que…
Me han hecho sonreir tus versos,
pero anda que el final con el abrazo de anaconda.
Lo que mata no engorda jejeje
Besos
ybris ha dicho que…
Empieces como empieces, siempre acabas triunfante tras tu sarta de de décimas.
Y no te lías nunca ni te chirrían los engranajes. Vuelas en rimas como mariposa ante la flor y se te acaba pillando aunque te hagas -dices- el listillo y tenga que dormírsete una pierna para acabar una décima.
Es que al final te das cuenta de que todo es canto, copla, humor, arte y -sobre todo- amistad.

Abrazo de oso.
Mayde Molina ha dicho que…
¡Qué lindura, trovador!
Fuese única la maravilla de escucharlo de tu canto o de tu voz,
como pude escucharte en Alcalá, que ilu...

Subí al blog en la entrada del encuentro el video que te comenté, te pido mil perdones por no haber atinado al principio para grabar la canción entera, es una lástima kike, pero bueno, al menos te reescucho cada vez en ese cachito.

Un abrazo, que estés muy bien!
Pedro F. Báez ha dicho que…
Exquisito, delicioso retruécano de enorme riqueza léxica y un gran sentido de lo irónico y de lo humorístico, sin olvidar descorrer el velo de las verdades. Lo disfruté inmensamente. Abrazos.
poetapijo ha dicho que…
Me encanta leer poesía rimada, porque me canta en silencio.

Gran dominio de la rima.

Un auténtico placer.


Abrazo
Enrique Sabaté ha dicho que…
Muchas gracias por vuestros comentarios.

Marian, no engorda sino la anaconda.

Ybris, siempre termino en la astracanada.

Mayde, no logro encontrar el video.

Pedro, soy bastante irónico es verdad quizá sea un defecto.

Poeta, soy de rimar y de décimas quizá por esa facilidad con las que escribo nada.

Un abrazo fuerte a todos.

Entradas populares de este blog

Reflejo en mi mismo

Por la memoria.

Selección