Distinto

Injusto sobreprecio el que se paga
por ser libre distinto y discordante.
Entusiasta de todo y diletante
de la nada absoluta y de su daga.


Dichoso el que sin límites se embriaga
del olor de la rosa, y debutante
en un baile de máscaras, triunfante
si en la vela y el lino no naufraga.


Indómito el carácter, y la furia
en su naturaleza, siempre terca,
de aquel que se halla aislado de la injuria.


Aquel que nada vende y nada merca,
quien lucha por vencer a la penuria
sabiendo que el dolor siempre está cerca.

Comentarios

almena ha dicho que…
Merece la pena pagar ese "sobreprecio" ¿no crees?

Magnífico, Kike.

Un abrazo!
ybris ha dicho que…
Injusto pero satisfactorio.
Si no ni los discordantes como yo ni los contumaces como tú persistiríamos en ello.
Dichosos nosotros si encontramos el camino entre las espinas de las rosas.
La terquedad será nuestra recompensa.
¿Y el dolor? Pues como decía un buen guipuzcoano:
"Se joda pues".

Un abrazo.
amparo ha dicho que…
Entre lo que dices en el anterior comentario y este poema, me da que la cosa no ha ido por buen camino.
Ya me contarás qué pasó. Hay veces que es mejor cortar por lo sano.
Espero lo del proyecto y a ver si puedo, con más suerte, ver por fin una actuación tuya.
Adelante.
Un abrazo
Enrique Sabaté ha dicho que…
No hay que renunciar a lo que uno piensa y es, quizá a veces soy demasiado tolerante y se me toma por blando pero no lo soy.

Y aun cuando caiga en el error de no renunciar a mí mismo seguiré siendo contumaz.


Espero que algún día sea propicio para cantar, estos presentes no lo están siendo.

El proyecto ojalá funcione.

Entradas populares de este blog

Reflejo en mi mismo

Por la memoria.

Selección