Nocturno

Esta noche me siento indecente
lujurioso, voraz, obsesivo.
En tu sexo me quiero cautivo
aunque sea insensato, imprudente.


Es mi beso, inflamado aguardiente,
contrabando, vivaz, delictivo,
un deseo atrayente y lascivo,
y tus ingles la causa eximente.


Para hacerte perder la vergüenza,
que desvele el pudor, desenfreno,
y una intensa impudicia te venza.


Te disuelves en mí y yo en tu seno.
Me apoderó de ti, y comienza
un nocturno de dulce veneno.

Comentarios

Noray ha dicho que…
Excelentes versos.

¡Más que veneno...
será elixir!

Un abrazo
genessis ha dicho que…
Hola Enrique

Ya estaba haciéndome la idea que sí sos contumaz e incorregible, pero ahora se agregan otros ingredientes; indecente, lujurioso, voraz, obsesivo, insensato e imprudente.

Vaya, vaya... así te veo mejor! Te siento más humano y más cercano a mi redil...

Va un abrazo desde mi lejano sur
y un beso de sábado

Stella
Denavegantes ha dicho que…
¿Cómo se pasó la noche?.
almena ha dicho que…
Mira que es difícil escribir buena poesía erótica.
Pero nada se te resiste...

Me ha encantado.

Un abrazo!
ybris ha dicho que…
Bien lo expones.
Ciertas anatomías o partes de ellas -más por lo cercano que por su excelsa belleza- son causas eximente en determinadas pulsiones, quizás culpables de insensatez e imprudencia.
¿Quien no quiere disolverse en quien ama a quien desea?

Abrazos.
Enrique Sabaté ha dicho que…
Gracias y disculpad mis largas ausencias, ando enredado en cosas como esta de los villancicos y hay que ensayar mucho para cada proyecto.

Soy muy humano querida Stella.
Enrique Sabaté ha dicho que…
Voy a utilizar durante unos días el blog como directorio de contacto para el tema de lo villancicos.

Habrá que irse haciendo una página web.

Entradas populares de este blog

Reflejo en mi mismo

Por la memoria.

Selección