el prisma de los tiempos

El prisma de los tiempos


I

Admitimos palabras recortadas,
exquisitas, vestidas de etiqueta
que digan poco o nada, se respeta
si vacías de ideas, limitadas
resultando asequibles, delineadas.
Interesan los textos más correctos,
educados, formales, circunspectos;
desprovistos de fondo y perspectiva,
ordenados, con rumbo y con deriva.
Se prohíben total: los insurrectos.


II

Se aceptan conceptos sin esencia,
informes henchidos de ignorancia,
porciones mundanas sin sustancia.
Sujetos sumisos, con licencia,
juiciosos que acaten la sentencia.
Axiomas si no causan problemas,
discursos cargados de anatemas,
teorías secretas, desmesura,
barnices que oculten la impostura,
remilgos, melindres y pamemas.



III

Se autorizan mentira y engaño,
integrismo parcial, disimulo.
Son patentes la infamia y el bulo,
el perjurio, el abuso y el daño.
Se comprende el favor, el apaño.
El cohecho es virtud y se alega.
La honradez en ganancia se entrega
cuando engrosa la cuenta corriente.
Hoy es, todo, maniobra envolvente
¿la razón objetiva? Se niega.

Comentarios

Filoabpuerto ha dicho que…
Como siempre, una "sesuda" reflexión, irreverente e informal, que va a lo "esencial" y al "corazón" de las cosas.

Esa mirada "calidoscópica" , vital e "irracional" al estilo nietscheano, que la prefiero al "racional" monolítico de otros ,
nos alcanza, Kike.

Te la devuelvo con guiño

Merce
Enrique Sabaté ha dicho que…
Gracias Merce, puedes leer la continuación.

Tan contumaz como la primera parte.

Un abrazo.
Loc@ ha dicho que…
remilgos, melindres y pamemas.
..........
ME ENCANTAN ESTAS TRES PALABRAS
remilgos, melindres y pamemas.
¡Hay tanta gente así! con remilgos estúpidos, melindrosa y siempre haciendo pamemas; pretendiendo engañar de contínuo, no quitándose la máscara ni para lavarse la cara.
Un beso, como verás te leo a la inversa. PAQUITA
Enrique Sabaté ha dicho que…
SIque hay muchas personas que se la cogen con papel de fumar para no salpicarse de la miseria humana.

Así nos va.

Entradas populares de este blog

Selección

Reflejo en mi mismo

Por la memoria.