Sombras de otoño.


La sombra nos invade la mirada
el día que la luz es más brillante.
Recoge tu equipaje caminante
tus láminas de fuego y llamarada.


No evites de la pena la llamada,
tu marcha es patrimonio de gigante,
pertrecho de un sencillo y expectante
acervo en locución acicalada.


Acepta los discursos disidentes:
disipan las arengas tenebrosas
de rancios madrigales evidentes.


No olvides que en la sangre de las rosas
se encuentran las palabras inconscientes;
mañanas de quimeras asombrosas.





Guijarros y hojarasca en un bostezo
de otoño ocre y carmín y madrugada.
Tapices naturales guarnecidos
en una exhalación de sinfonías
que entonase su aliento en la avenida,
en los viejos parterres de coníferas,
en los álamos, acacias y matojos
silenciosos, huraños y aburridos.
En la espera que ve crecer la vida
en los ojos de niños estridentes
que arrastrando sus pasos variables,
en un juego de alondras y jilgueros
-en su empeño de hermosas melodías-
se animasen de nubes y esperanza.




La imagen vuelve a ser tomada del blog de mi hija Sara.

http://autourdelacoquetterie.blogspot.com/

Comentarios

Ne fascinan tus letras y ya tuve oportunidad de pasar por el blo g de tu hija, muy lindo!! Saludos!!!!
ybris ha dicho que…
Una agradable sorpresa -ya me enteré tarde con la entrada anterior- saber de las altas cualidades de tu hija.
Bien sentí no poder estar con vosotros en la reunión del 26.
Enhorabuena por todo.
Por tus versos ya te he felicitado siempre.

Un abrazo.
virgi ha dicho que…
Adornado de hojas doradas y lluvia, te leo, y me siento cubierta de otoño.
La foto es preciosa, ya estuve de visita y me zampé una pastillita de colores.
Besos, Enrique
MarianGardi ha dicho que…
Hola Enrique, un beso, ya tengo puestas las fotos del encuentro en mi blog, si quieres copiarlas allí estan.
Hasta pronto
Circe La Hechicera ha dicho que…
Enrique, bonito poema de otoño, cálido y con aires de nostalgias, que me hace trasladar a tu patria en esta bella época del año.

El blog de tu hija está, precioso, una artista! que orgullo para ti.

Me mató de la risa tu comentario en mi blog. Un besazo
azpeitia ha dicho que…
Enrique como prometí, ya estamos todos en mi blog de tal manera que el visitante al pulsar sobre tu foto automáticamente es dirigido a tu página.
Y quiero al mismo tiempo felicitarte por tu poesía, directa, llana, poderosamente auténtica sin perifollos ni adornos inútiles...me gusto mucho tu intervención....un abrazo de azpeitia y espero que pronto nos volvamos a reunir.
Enrique Sabaté ha dicho que…
Gracias niña. A mí me fascinan tus ilustraciones.

Ybris, ya te he dicho que te echamos de menos.

Virgi, el otoño tiene grises, ocres y dorados, es la estación un tanto decadente pero tan inspiradora que rezuma posibles.

Marian, ya me pasé, muchas gracias.

Circe, me encantó como contaste la anecdota.

Azpeitia gracias, cada quien hizo lo mejor que sabía, fue una tarde estupenda.
Jesús Arroyo ha dicho que…
"Guijarros y hojarasca en un bostezo
de otoño ocre y carmín y madrugada.
Tapices naturales guarnecidos
en una exhalación de sinfonías
que entonase su aliento en la avenida"

Enrique:
Versos de otoño, sí, pero tan cercanos... los veo desde la ventana en la que escribo. No se llama ordenador essta herramienta, su nombre es "mirador a la naturaleza"

Un abrazo desde este lugar del Corredor.
Loc@ ha dicho que…
VENGO DE CASA DE AZPEITIA, LO QUE TE HA DICHO es cierto, al menos esta parte... te pincho en la cara y... aparece tu página.
Un abrazo. PAQUITA
Sara S. ha dicho que…
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Sara S. ha dicho que…
gran poema papa ;)
a los demas gracias por vuestras palabras, me alegra mucho ver que mis trabajos gustan
besos
SeaSirens ha dicho que…
El otoño siempre deja poemas bellísimos como el tuyo a su alrededor.

Un fuerte abrazo!
Amparo ha dicho que…
Me gusta mucho esta foto, como si hubieras metido la cabeza entre las ramas para encontrar la luz de septiembre,
esquiva.

abrazo
media luna ha dicho que…
Tengo que volver a leer este gran poema. Sería maganífico poder escucharlo de tu voz, pero las sombras se ven igualmente. Esta noche dormiré entre ellas. Cada párrafo encierra una verdad.
"La sombra nos invade la mirada"
"No evites de la pena la llamada"
"Acepta los discursos disidentes"
"No olvides que en la sangre de las rosas
se encuentran las palabras inconscientes".

Creo que me aprenderé el poema completo, pero de momento me quedo con estos versos para poder ver las sombras con otros ojos.

Mis felicitaciones una vez más. Creo que lo mejor de la noche Gijón es la oportunidad de conocer e ir descubriendo a grandes poetas como tú.

Un abrazo.
Enrique Sabaté ha dicho que…
Jesús, empieza el otoño habrá que hacerle los honores y recibirlo con el ánimo alzado.

Paquita, no me pinches que salto por los aires.

Sara, gracias, como no van a gustar tus trabajos si pones el alma en ellos.

Seasirens, el otoño nos trastoca, lluvias, días más frescos, parques amarillos, bosques con olor a setas, duencillos entre ellas y agujas de pino con burbujas.

Amparo, ya ves que tiene buena visión Sara. Ella hizo la foto yo me la traje de su blog.

Media Luna, tus palabras me sonrojan, no soy un poeta grande, soy un coplero menor.
media luna ha dicho que…
Por cierto mis felicitaciones a Sara. Aunque es cierto que una imagen vale que más que mil palabras, yo me encierro en ellas y a veces no veo más allá de mis narices. Pasearé por su página en cuanto el tiempo me lo permita.
Saludos a los dos.
Terly ha dicho que…
No sólo fue bonito el Encuentro de por sí, por conocernos personalmente, sino que también, gracias a él, estoy empezando a conocer vuestros magníficos poemas y disfrutando de ellos.
Cada estación tiene su encanto, pero el Otoño tiene uno muy particular, el de la tristeza, por eso especialmente me ha gustado este verso del soneto:
"No evites de la pena la llamada"
Esa pena nos hace sentir que estamos vivos y también se puede disfrutar de ella.
Un abrazo, amigo Enrique.

Entradas populares de este blog

Selección

Reflejo en mi mismo

Por la memoria.