Gris azul tu anatomía
con las pestañas de acero
desgarras mi triste cuero
en aspas de geografía
y más cruel todavía
encadenas al olvido
el óxido enrojecido
las manos y las fatigas
a tan insolentes vigas
sin objeto ni sentido.

Principio de diligencia
en la rueda que tritura
nuestra cómoda postura
por la falta de inocencia
mi manifiesta prudencia
a la hora de elegir
no me deja discernir
en cada caso el correcto
y no es del todo imperfecto
mi modo de discurrir.










Comentarios

Amparo ha dicho que…
Eso de las pestañas de acero me ha dejado de piedra: ¿Cómo va a pestañear siquiera?
genessis ha dicho que…
Gris azul tu anatomía...

una imagen magestuosa sobre la que se podría edificar cualquier fantasía...
Perlita ha dicho que…
¿Cerrradoooo? ¿Qué dices, don Enrique? ¿De qué presumo yo ahora cuando cuelgo tus versos en el lateral de mi blog y la gente me dice que soy una "enchufada"?
Esa poesía cargada de metáforas geniales, es preciosa.
Venga...Descansa y vuelve.
Un fuerte abrazo, Maestro
Carmen Sabater

Por cierto: En mi última entrada, también me atreví con una poesía de cuando yo andaba por los veintipocos años. Dame tu opinión.

Entradas populares de este blog

Selección

Reflejo en mi mismo

Por la memoria.