Cautivado por la tierra
y el rigor del almanaque
subido en el triqui-traque
de mi fanfaria gamberra.
La puerta que se abre o cierra
para permitir el paso
puntual o con retraso,
igual da si nada importa
salvo esta distancia corta
entre el alba y el ocaso.

Comentarios

genessis ha dicho que…
Entre el alba y el ocaso tú siempre nos regalas tus bellas décimas.
Un abrazo amigo poeta
Enrique Sabaté ha dicho que…
muchas gracias, me siento muy apreciado.

Entradas populares de este blog

Selección

Reflejo en mi mismo

Por la memoria.