¿Cómo resuelvo las dudas
que se albergan en mí mismo?
¿Cómo salgo de este abismo
con las paredes desnudas?
Sólo espinas puntiagudas
espero e interferencias,
no sé si por diferencias
de potencial en mi mente
o por la escasa corriente
total de mis exigencias.

No contesto a las cuestiones
que se plantean exactas
en estas líneas abstractas
que sin voluntad propones.
Escénicas concesiones
que se pueden concluir
sin siquiera rebatir
la forma del contenido
salvo que caiga en olvido
o se pueda repetir.

Siempre el mismo interrogante
y no encuentro la respuesta,
no se me da, no se presta
tan eludible y distante.
Perplejo por ignorante
de la carga recibida
lo que no sé se me olvida
y sorprendido en la nada
me adelanto en la indicada
senda no correspondida.




Comentarios

genessis ha dicho que…
Enrique
Querido amigo
Volviste!!!

No sabes cuánto he buscado leerte, extraño leer esas rimas, esas décimas tan cultas y tan cargadas de bellezas. Sé que te habías despedido, pero la vida es así... impredecible.

Es un gusto leerte!
espero que te encuentres bien.
Un gran abrazo,
tu amiga de siempre,
genessis
Miquel ha dicho que…
Hombre, Bienvenido...Hacía tiempo que no le leía ¡¡ Salut
Enrique Sabaté ha dicho que…
Muchas gracias a los dos, me alegra vuestro paso por aquí, bien hallados.

Entradas populares de este blog

Selección

Reflejo en mi mismo

Por la memoria.