Presente se hizo en los ojos
sin que faltasen palabras
¿Para qué? si ya no escuchas
mejor es no pronunciarlas.
Mas que yo quiero decirlas,
hiere aquello que se calla,
aunque ya no me comprendas
ni te importen para nada.
Ya se abrirán los silencios
en la noche más cerrada
a la hora en de los himnos
mudos que los cuervos graznan.

Quise contarte una historia
cuando la tarde cerraba
las puertas a los paisajes
hasta el regreso del alba.
En esas horas que todo
viste brumas de nostalgia.
Cuando aún es débil la luna
y se esconde en las cabañas
hasta que se funde el sol
y el mar apaga sus llamas.
Quise contarte una historia
y supe que no escuchabas.

Comentarios

Miquel ha dicho que…
Muchas veces hemos querido ser escuchados, y otras tantas hemos sabido que solo nos oían....Salut
Enrique Sabaté ha dicho que…
Gracies Miquel i Salut.

Entradas populares de este blog

Reflejo en mi mismo

Selección

Por la memoria.