Intención indescifrabe.


No atrapo la intención que en todo caso
se asienta en el común de los mortales
que observa entre fatigas materiales
las puertas que conducen al fracaso.


Indicios que argumentan el ocaso
Sumido en este reino de cristales
que escribe en abecés sentimentales
llegando  a todas partes con retraso.


Admito la total incongruencia
que mueve cada letra y me gravita
en esta delación de la conciencia.


Es todo tan sutil que resucita
la burla sin disfraces, ni indulgencia
plenaria, de manera gratuita.

Comentarios

Miquel ha dicho que…
jejeje,,,llegando a todas partes con retraso....
Begoña ha dicho que…
A veces uno no consigue entender ni aunque le expliquen ;)
Saludos
Enrique Sabaté ha dicho que…
omo el tren de las lechugas que siempre las llevaba pasadas.

Y Yo me explico poco.

Salud.

Entradas populares de este blog

Selección

Por la memoria.

Camión Barreiros. A mi amigo Sito Rampin. Sé que es aficionado a estas cosas del motor.