Letras impuras.


Pasea por  mis letras un invierno
en una digestión de asfalto y ruina,
contiene algún remedo de rutina
su paso entre las hojas del cuaderno.

Exigua ejecución de lo moderno,
discurso de carbón que contamina
el uso que al azar se determina
al frío del calor de cada infierno.

Metódicos acordes sin licencia
-en un negro café sin apellidos-
convierten la conducta en experiencia.

Retoma aquel camino del olvido,
perdida en cada labio la inocencia,
resuelta cuando anuncia lo prohibido.

Comentarios

Miquel ha dicho que…
El t´titulo no me cuadra, seguro que hay algo quue no entiendo. salut
TORO SALVAJE ha dicho que…
Asfalto y ruina.
Eso es lo que veo a diario.
El poema lo engrandece pero no deja de ser asfalto y ruina.
Es terrible.

Saludos.
Enrique Sabaté ha dicho que…
Miquel ya sabes de mi falta de coherencia, esto va por el camino del estudio cuando se cursaban letras puras, mixtas y lo mismo con las ciencias y mis estudios siempre fueron impuros.

Toro, ni más ni menos que el ir y venir de cada día nos llevan por parajes ciudadanos que quisieramos no estuvieran.

Entradas populares de este blog

Reflejo en mi mismo

Por la memoria.

Selección