El espíritu de la gaseosa

Veamos ahora que margen tenemos
para dilatarnos en presente ubicuo
en un universo vectorial oblicuo
cuando el genio anhela lo que no sabemos.

El papel glorioso de unos cuantos memos
es acelerarse y mostrarse conspicuos
en merecimientos absurdos e inicuos
miden a los otros con propios baremos.

Yo en mis opiniones ando siempre errado
uso a trompicones palabras pomposas
y aunque nunca acierte tampoco me enfado.

Si guardáis secreto os cuento una cosa
si me pasa esto invoco el sagrado
espíritu vacuo de la gaseosa.

Comentarios

Jesús Arroyo ha dicho que…
¡Bien! ¡Sí señor!

Entradas populares de este blog

Selección

Por la memoria.

Camión Barreiros. A mi amigo Sito Rampin. Sé que es aficionado a estas cosas del motor.