Sin condiciones preliminares

Aprendiz eterno en diversos oficios
en una constante sin fin recurrente
al origen propio causal y corriente
de un metalenguaje lleno de artificios.

Libre entre palabras de pocos prejuicios
que no determinen la parte aprendiente
ni en lo espiritoso ni en lo contingente
ni en pocas virtudes ni en bastantes vicios.

Sé de los acentos que no tienen tilde
en la ortografía de unos pocos mapas
dividido el mundo según Zoroastro.

Siempre en mis labores se entreteje un rastro
que me lleva al puerto de arrebatacapas
donde el vanidoso se declara humilde.



Comentarios

Miquel ha dicho que…
Hay que acentuar ¡¡¡ salut
Enrique Sabaté ha dicho que…
Poner los acentos multiplicando el mundo.
genessis ha dicho que…
Caro Enrique
Soy Stella, hoy vuelvo a leerte y veo que el talento no ha mermado...mas se ha multiplicado,
pues si hay tantas semillas en ti no las guardes nunca,déjalas echar al viento que algunos andamos errantes y hambrientos por leer cosas buenas como las que escribes tú,
un saludo desde Roma
Enrique Sabaté ha dicho que…
Stella eres muy amable pero lo que yo escribo dista mucho de ser bueno y esta percepción se me hace cada vez más cierta, a cada texto o poema que escribo siempre le falta algo que no acabo de ver.

Espero que tu vida en Roma sea dichosa y de gran provecho.

Entradas populares de este blog

Selección

Por la memoria.

Camión Barreiros. A mi amigo Sito Rampin. Sé que es aficionado a estas cosas del motor.