Rufianes.

Caravaggio.

Los tahures. 1594.

A Don Azpeitia Jose Antonio.

En el juego rufianesco
enzarzados los tahures,
gualdas, púrpuras y azures,
sobre el tapete grutesco.
Hidalgos en parentesco
afinado de barbianes,
engalanados chalanes
de la burla y el chitón,
súmese amigo al bribón
estadio de los jayanes.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Reflejo en mi mismo

Por la memoria.

Selección