Fabulista.


Diego Rodríguez de Silva y Velasco. Sevilla, hacia el 5 de junio de 15991 – Madrid, 6 de agosto de 1660.

Esopo. Museo del Prado.

Cuentista acertado y fabuloso
este mundo engrandece en tu mirada
con la frente y el alma despejada
tu razón es brutal en lo industrioso.
Tus palabras astucias de raposo,
en libros construidos de argumentos,
nada excluyes cuando al narrar tus cuentos
elevas en personas y animales
tantas causas y casos naturales
que en lógica nos mueves a esperpentos.

Filósofo de viñas y verdades
tan sabio como escaso de materia
tu vida entre cascajos y miseria
enseña de pocas necesidades.
Te conservan tan bien tus dignidades
que acaso si sabemos aprenderte
lo mismo cambiaría nuestra suerte
y fuéramos un tanto más humanos
que no esta inconsistencia de fulanos
de obtusa vanidad al aguafuerte.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Reflejo en mi mismo

Selección

Por la memoria.