Ficción mediática.


No importa que la imagen corresponda
al tiempo o al espacio convenido
a esta dimensión o a una más honda,
incluso a un insolente desmentido
que tenga en un solar parada y fonda
y no se encuentre al caso parecido,
que es solo por usar esta instantánea
tomada en el azar y extemporánea.

Verá el espectador si pone empeño
las múltiples facetas y colores
que van del gris al blanco y son el sueño
tendido en el común de los pintores
del más grande y famoso al más pequeño,
el mínimo en formato y los mayores,
lo expreso en tono explícito y abstracto,
me puedo equivocar pero es exacto.

Se pierde la visión en estructuras
que pueden sucederse en infinitos
matices y perennes florituras
forzadas por gigantes meteoritos
supuestos en distintas escrituras
en tiempo de verdades y de gritos.
No pienses que es engaño o trampantojo
la mera realidad está en el ojo.

Enrique Sabaté.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Reflejo en mi mismo

Selección

Por la memoria.