viernes, 5 de agosto de 2016

Los Graco, tribunos del pueblo

Los Graco, tribunos de la plebe, con sus reformas se enfrentaron a los aristócratas. Los pueblos honestos aman a sus representantes honestos, los otros siguen a los cantamañanas de las corruptelas y las apariencias por si caen migajas.

Por los honestos representantes de los pueblos.

¡Oh Roma! antorcha grave,
augur de la codicia
¿a quién este odio airado beneficia?
al dueño de la tierra, de la llave
del hombre si es comprado en su malicia.

Oh Roma, por los pies supersticiosa,
ajada y vieja sota entre vestales.
Sembrados tantos males
te hicieras, recelosa,
más bárbara y mortal que tus rivales.

¡Tú Roma! que a tus hijos has negado
y al tiempo al sacrilegio te condenas
en ruinas, te encadenas,
esclava, sola creas tu pecado,
niegas, cruel, las penas.

Enrique Saba