La lluvia sobre el cerezo

Las flores ya cayeron del cerezo;

la lluvia de la tarde precipita,

al suelo de cemento y antracita,

su amalgama de esmalte en ocre y brezo.


Sobre un rayo cabalga mi bostezo

y en un trueno sarcástico se agita

el ímpetu apagado que dormita;

termino de soñar me desperezo.


Conforma un lienzo pálido inconsciente

la flor, que deshojada parió el fruto,

privada en su belleza reluciente.


Quien sigue de la vida el estatuto,

sumando su pesar a la corriente,

ingresa, en esa deuda, su tributo.


Comentarios

ybris ha dicho que…
Flores caídas y lluvia en la tarde sobre tu ímpetu apagado.
Otoñal te veo, amigo.
Todos debemos un tributo a la vida. Seguramente por eso la vida nos recompensa con la poesía.

Un abrazo.
amparo ha dicho que…
Qué melodioso soneto. Parece que estas viendo mi patio, el pobre cerzo medio helado, las flores cayendo al suelo; el aburrimiento y el milagro a partes iguales.
La tormenta tormentaza de ayer por la tarde, que parecía el fin del mundo...

Guarda bien este poema.


un abrazo
Simplemente Olimpia. ha dicho que…
Acabo de releerte completito...y sin embargo te siento a medio !gas", supongo que el polén y demás enseres de la primavera estan haciendo su "agosto" contigo.
NO dejo de leerte,...pero cada vez me cuesta más dejar impronta....sé que no me prodigo pero no olvides....que puedes contar conmigo.

Un beso de caramelo, que te "pringué" cualquier "sentío".

Olimpia.
María Manuela ha dicho que…
Menudo trueno!!! -dijiste- y veo que la lluvia te regaló además, un precioso instante.
Perlita ha dicho que…
Oye, oye...¡qué bueno eres componiendo! Bonito soneto y bonitos los versos que dedicas en Alfeizar...Cuando uno desaparece...
Bravo. Hasta mayo, tienes oportunidad de presentarte al primer premio de Gustavo Adolfo Bécquer. Está en mi blog la convocatoria.
Saludos y muchos éxitos.
Encantada de "conocerte"
Fenrisar ha dicho que…
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Enrique Sabaté ha dicho que…
Ybris, amigo, el ímpetu como el alma se desperezan con el tronar de la tormenta en primavera; el agua que termina por esparcir las flores del cerezo trae consigo sed de sentimientos y eso es lo que me pasa que la primavera me pone tan melancólico como el otoño.

Amparo, no veía tu patio si no el mío pero parece que la tormenta nos vino a aclarar el cerezo. Al menos sacudió el tedio que me amenazaba.

Olimpia: yo hace tiempo que no te leo, como no leo a nadie, salvo a ybris y poco; me he vuelto un ser antisocial, no es que esté a medio gas por la primavera es que el motor que me mueve esta en reparación y el talento anda escaso .
Tus comentarios son siempre bien recibidos, son esclarecedores y además me comprendes y eso es mucho ya.

Tu beso de caramelo me lo guardo con otros que tengo envueltos con cinta verde limón y en todos los sentidos.

María Manuela: sólo podemos tener instantes y a veces hasta los podemos recordar con un verso. Sabes que me digo a mí mismo que soy un coplero en instamatic.

Perlita: muchas gracias, la verdad es que voy dejando versos por aquí y por allá, lo mío con las rimas es compulsivo. Te agradezco sobre el certamen, te confesaré un secreto, soy un perezoso para ponerme a escribir nada para un concurso, he participado en alguno pero...si no me premian me da rabia y se lo hacen me avergüenzo por que no creo tener el mérito suficiente. Soy un tipo raro como verás, pero visitarte, ahora mismo lo hago.

Muchas gracias por tu amable comentario.

Para tod@s un beso enorme.


Y muchas gracias querid@s.
lemoinestar ha dicho que…
Las cuatro estaciones recogidas en un poema primaveral:

La bella primavera de las flores
El verano de los frutos maduros
El otoño de las lluvias y los ocres
El invierno de los pétalos esparcidos como nieve por el suelo.

Besos desde mi estrella.

Entradas populares de este blog

Reflejo en mi mismo

Selección

Por la memoria.