Romance perplejo.

Velado, en mi precipicio,

apenas si me conozco

en esta prisión sin muros

donde delibero solo.


Voy fundiendo torbellinos

en mi mente, sin encono,

agitando torpemente

un inquieto protocolo.


De mi planeta a otros astros

-intangibles meteoros-

difumino, en las entrañas,

un cáliz sin alveolos.


Busco el paso de la luz,

en el clandestino gozo

de imaginar horizontes,

más allá de un sueño loco.


Perplejo diviso mundos

en desequilibrio, rotos.

Desestructuradas urbes

en un bullicio ostentoso.


Harto estoy de batallar

con mis infiernos remotos

y no sé donde se esconden

mis males, lo reconozco.


Nada hallo que me explique

por qué doy vueltas al torno.

¿Es mi parte del azar

aquello que no controlo?


No pregunto nada al cielo,

si la respuesta equivoco,

escapa a mi realidad

su auxilio constante y ronco.


No he de encontrar para mí

un parterre de gladiolos

donde teñir de impostura

mi soliloquio de sordos.

Comentarios

ybris ha dicho que…
Perplejo en verdad te veo, turbillonado, difuminado, explorador, guerrero, agnóstico y resignado.
No es digno de tu contumacia e incorregibilidad aunque sí lo sea de la soltura de tu ritmo.
¡Ánimo, cagüentó!
A ver si te consigo audiencia para el finde.

Un abrazo.
la-de-marbella ha dicho que…
Si lo encuentras harías bien en decir donde se encuentra, en el fondo todos buscamos lo mismo. Saludos
amparo ha dicho que…
La soledad persistente que nos hace ver fantasmas.

saludos
almena ha dicho que…
También tus soliloquios son una delicia.
Debe usted saberlo.


Un abrazo!
Enrique Sabaté ha dicho que…
Ya sabes amigo, soy un explorador en constante movimiento.

La de marbella, cuanto tiempo, sé que todos buscamos encontrar la respuesta.


Amparo mis fantasmas son como sauces asomados a un curso de agua.

Almena, muchas gracias.
UnaSirenaVarada ha dicho que…
Sí, rotundamente sí, posees el admirable arte de los hombres tristes. Lo afirmo con todo el sentido.
Un abrazo

Entradas populares de este blog

Selección

Reflejo en mi mismo

Por la memoria.