Alegres payasos. Hermanos Tonetti.


¿Qué tristes pensamientos Carablanca

se esconden tras tu faz siempre gozosa?

¿Eterno carialegre es tan llorosa

el alma y la condena que te estanca?


Y tú que entre los niños -risa airosa-

ayer con tus arenques hilarantes

-la pista del gran Atlas- trashumantes,

lozanas sardinas, pesca jocosa.


La lona es todo un cosmos de tirantes

y vías que convergen en el cielo,

los ojos asombrados de un chicuelo,

infinitas figuras inflamantes.


Era un tiempo más turbio y con más hielo

de silencios y sálvese quien pueda,

de oración por decreto y almoneda,

de secretos de armario y terciopelo.


De adoquines y mayo en la alameda.

De raciones y flechas remangadas.

De seiscientos y voces silenciadas.

Era un tiempo y ahora ¿qué nos queda?


Dos payasos que a inmensas carcajadas

contra el hambre y el miedo, el infortunio,

como un rayo de luz del mes de junio

proscribían la angustia a bofetadas.

Comentarios

amparo ha dicho que…
Veo que empiezas un recorrido circense. A mí el circo siempre me ha producido tristeza, mucha. Debe de ser porque de niña lo ponían cerca de mi casa y nos acercábamos a ver el trasfondo de todo: animales malolientes en sus jaulas...Bueno, seguramente no será así, pero...

Saludos con buen humor
ybris ha dicho que…
Tras Charlie Rivel los Tonetti.
No era demasiada mi angustia entonces.
Pero los payasos siempre proscribían mi tristeza.

Un abrazo enharinado.
genessis ha dicho que…
Hola

No puedo no leerte, genio de las palabras...!

Un abrazo fuerte desde la ciudad de Cusco, Perú
Enrique Sabaté ha dicho que…
Empiezo un recorrido circense, espero que me lleve a alguna pista reconocible.

Muchas gracias por venir a leerme.

Entradas populares de este blog

Reflejo en mi mismo

Por la memoria.

Selección